Fue otra jornada emotiva donde el tan ansiado título de propiedad hizo que nuevas familias puedan sentirse dueños de su propia casa. La ceremonia, encabezada por el gobernador Alberto Rodríguez Saá, se llevó a cabo en el Salón Blanco de Terrazas de Portezuelo durante la tarde del viernes. El Gobierno provincial entregó 90 escrituras y 10 decretos de regularización dominial en forma totalmente gratuita. Emoción y alegría fueron las sensaciones que se pudieron apreciar en los propietarios y sus familias en este día histórico para sus vidas.

Al ritmo de “Soy feliz, vamos que la vida es una fiesta”, canción que se convirtió en todo un símbolo de las entregas de escrituras, se realizó una nueva ceremonia en el Salón Blanco de Terrazas de Portezuelo.

El gobernador Alberto Rodríguez Saá, junto a invitados especiales, fueron los encargados de entregar los 90 títulos de propiedad discriminados de la siguiente manera: 14 de Villa Mercedes, 7 de La Punta, 2 de Juana Koslay,  1 de Cruz de Piedra, 1 de El Volcán y 65 de la ciudad de San Luis,  más 10 decretos de regularización dominial.

“Muchas gracias por venir, estoy re feliz, re contento”, dijo Alberto antes de dar inicio al acto, y agregó: “Tengo una casa pero no tengo la escritura y no es lo mismo que decir una casa con una escritura firmada y entregada, obvio. Para cada uno de ustedes, titulares, dueños de la vivienda, es un paso difícil o no lo podían dar por el precio de la escritura. Para la Provincia también es un esfuerzo, pero un esfuerzo sobre todo en trabajo de equipo, no es fácil, y quiero que les agradezcamos a todos los funcionarios, a la Secretaría de Vivienda y a la Escribanía de Gobierno que han hecho el esfuerzo”. Luego arengó: “Bueno, no tanto discurso, ¡y vamos a entregar las escrituras!”.

El acto tuvo un denominador común: el abrazo. Cada flamante propietario se fundía en esa muestra de sentimiento -que hace honor al eslogan “San Luis Abraza” con el que la Provincia sintetiza la política de Estado que lleva adelante- con aquél que le entregaba la escritura, y las veces que el gobernador lo hizo se sumaban los pedidos de fotos y selfies.

“No se olviden, acuérdense o entérense que los jubilados en los centros de jubilados, en los merenderos, en cada lugar, averigüen dónde, los remedios que producimos en Laboratorios Puntanos son gratis, y por ahí con estas enfermedades del invierno los jubilados que van a cuidar al nieto puedan ir y puedan hacerlo. Vacunémonos contra la gripe todos, tratemos de vacunarnos porque es un alivio si pasamos el invierno sin gripe, gracias”, manifestó, antes de posar todos juntos para la foto final y la consabida lluvia de papel picado. Luego continuaron las muestras de afecto, pedidos de selfies que hizo retardar la salida del jefe de Estado puntano del recinto.

Realmente fue una fiesta de principio a fin.

 

Nota, fotos y videos: ANSL.