Los entregaron personalmente este miércoles durante una visita a la Maternidad Provincial “Teresita Baigorria”, acompañadas por los ministros de Desarrollo Social, Federico Berardo, y de Salud, Silvia Sosa Araujo. Cada ajuar tiene un toallón, prendas de vestir necesarias, jabón y pañales.

Una joven pareja fue la primera beneficiada con el ajuar confeccionado íntegramente por personal del taller de costura del Plan de Inclusión Social.

El gesto solidario surgió de los beneficiarios del Plan de Inclusión Social. Los 50 ajuares confeccionados en el Taller de Costura “Manos Mágicas” llegaron a niñas y niños recién nacidos de familias vulnerables, contenidos y atendidos en la Maternidad Provincial.

El ajuar se integra con la toalla necesaria para los primeros minutos de vida de los pequeños, el gorro y las prendas de vestir, además de jabón y pañales que se agregaron gracias a una donación del sector privado.

“El taller de costura lo integran 42 mujeres y varones y es muy lindo porque están en toda la provincia sumando para San Luis y su gente; no es la única tarea solidaria que realizan, sino que también confeccionan mantas y camperas que están disponibles en el Ministerio para asistir a personas en emergencia”, expresó el ministro Berardo.

Paola Ochoa, encargada del taller de costura, explicó que el toallón muestra caritas confeccionadas con tela reciclada, mientras que los joggins se hicieron en talles 2, 4 y 6 meses con cortes de algodón donados.

Charo Valenzuela es una costurera que aprendió el oficio después de ingresar al Plan de Inclusión Social: “En el taller aprendí primero a reciclar ropa, luego moldería, después a manejar las máquinas y ahora a coser ropita para bebé”. El oficio que aprendió gracias al Plan también le permite hoy realizar trabajos desde su casa. “Con estas costuras me defiendo para llevar más plata a mi familia”, celebró.

“Este Gobierno se caracteriza por trabajar interministerialmente y en este caso valoramos enormemente el gesto del Ministerio de Desarrollo Social para asistir a las mamás internadas en la Maternidad”, expresó la ministra Sosa Araujo, quien dijo que aprovechó la oportunidad para pedirle al taller de costura otras prendas, como un camisolín para madres que deben hacerse mamografías y camisones para las mamás que lo necesiten, por ejemplo.

La jefa del Programa Maternidad, Claudia Oviedo, agradeció el gesto del Ministerio de Desarrollo Social, en especial a la gente que está en las parcelas y los costureros, porque “su trabajo es asombroso, vimos que los toallones fueron confeccionados con mucho amor y eso tiene otro precio, porque viene muy bien para la gente que no tiene recursos para comprarlos y recibir a su bebé”.

También llevaron prolijas mantas tejidas por el grupo de beneficiarios pasivos de la Parcela 32. La iniciativa disparó pedidos de otras prendas para los esforzados talleres de costura. El ministro Berardo adelantó que ampliarán la capacidad de confección para repetir esta acción en Villa Mercedes y luego en el interior.

 

Nota, fotos y video: ANSL.