La ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, participa en la primera reunión del 2019 del Consejo Federal de Salud (COFESA), que se llevó a cabo en Buenos Aires y que reunió a todos los titulares de las carteras sanitarias del país.

La ministra Sosa Araujo participa de la COFESA 2019.

La ministra Sosa Araujo participa de la COFESA 2019.

Antes de comenzar con el programa oficial, el primer tema planteado por todos los ministros, fue el faltante de vacunas.

El problema de fondo es la discontinuidad de los envíos de vacunas por parte de la Secretaría de Salud de la Nación. En 2018, a San Luis llegaron menos dosis de las pedidas para el meningococo y no se alcanzó a cubrir las necesidades, por lo que el gobierno de Alberto Rodríguez Saá realizó cuatro compras de vacunas antimeningocóccica por un valor superior a los 13 millones de pesos.

“La falta de provisión y la carencia de logística de todo el sistema de vacunas nacionales es el problema principal que tienen todas las provincias. Salud de la Nación debería proveer en tiempo y forma las vacunas. Con esto se entra en una degradación, pérdida del cumplimiento de los objetivos sanitarios de vacunación. Este Consejo sirvió para elevar el reclamo, esperemos tener una respuesta favorable”, sentenció Sosa Araujo.

Otro tema en que se mostró gran preocupación por parte de todos los ministros fue sobre la cobertura de la Asociación Argentina de Anestesistas, por la cual el año pasado ya se presentó un proyecto al por entonces Ministerio de Salud, hoy devenido en Secretaría, sin efecto alguno. Esta vez, los ministros harán la presentación directamente en el Senado de la Nación con el apoyo del secretario de Salud, el doctor Adolfo Rubinstein. El proyecto es para que se declare la Emergencia Nacional en la especialidad anestesiología, para garantizar el derecho de acceso a la población a prácticas anestesiológicas seguras y oportunas en todos los niveles y subsectores, tanto en los aspectos asistenciales como formativos.

La declaración fue firmada por todos los ministros.

La declaración fue firmada por todos los ministros.

 

Para San Luis sería de gran importancia, más teniendo en cuenta el caso del Hospital de Merlo, en donde por un conflicto con los anestesistas no puede encuadrarse dentro del Nivel II.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Salud.