En el marco de la iniciativa “San Luis Foresta”, la Secretaría de Medio Ambiente incorporó al territorio árboles de espinillo, caldén y algarrobo blanco, especies que conformaban el bosque original de la ecorregión.

La Cuenca del Morro recibió más de dos mil especies nativas que fueron reproducidas a partir de semillas recolectadas en los bosques de Villa Mercedes.

Ubicado en el centro-oeste de San Luis, y en las proximidades de Villa Mercedes y Justo Daract, la Cuenca del Morro atraviesa una problemática causada por el cambio climático y las intensas lluvias regionales que se intensificaron en los últimos años.

Es por este motivo que desde el Gobierno de San Luis se promueven políticas para remediar este proceso, y por medio de la Ley de Emergencia Pública Ambiental, se impulsa la conservación y el manejo sustentable del suelo.

En este sentido, la Cuenca del Morro se sumó a la efeméride mundial, y recibió más de dos mil especies nativas que fueron reproducidas a partir de semillas recolectadas en los bosques de Villa Mercedes, que luego fueron germinadas y cuidadas en el Vivero Provincial, ubicado en la ex Colonia Hogar de la Ciudad de San Luis.

“Se llevó a cabo la restauración ecológica en ambientes degradados, en este caso la emergencia hídrica que atraviesa la Cuenca del Morro. Esta acción consiste en reparar el ecosistema original para una futura recuperación de los Bosques Nativos”, indicó la jefa del Área Logística Forestal, Soledad Arrieta.

Nota y fotos: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.