Es la segunda ciudad que aumentó más en porcentaje desde diciembre de 2015 y hasta febrero de este año. No incluye marzo. Todo, pese a que recibirá subsidios al transporte.

En «La argentinidad al palo», la Bersuit Vergarabat mencionaba junto al dulce de leche, el gran colectivo, como invento del principal actor del sistema de transporte en las ciudades del país. Como consecuencia directa de la quita de subsidios por parte del Gobierno nacional, “retirándose de la mesa, el 31 de diciembre de 2018, y llevándose el 70% de los fondos que aportaba el interior” (palabras de Jorge Kiener, secretario del Interior de la UTA) comienza a diseñarse un nuevo sistema, que trae consigo aumentos en el boleto.

Comenzó a regir un aumento en interurbano, y en este mes subió también en la ciudad de San Luis. Más en este caso, el porcentual de suba desde diciembre de 2015, no se debe sólo a esta causa.

Rafael Skiadaressis, quien tiene a su cargo la página especializada en transporte www.economiadeltransporteblog.wordpress.com, publicó en Twitter, un gráfico que muestra los porcentuales acumulados de aumentos en el sistema de transporte urbano, en diversas ciudades de Argentina, entre diciembre de 2015 y febrero de 2019.

Nótese que San Luis supera el 400% de aumento, cuando la media nacional ronda el 250%. Que es la segunda ciudad con mayor porcentaje de aumento, luego de CABA. Que el cuadro es a febrero, por lo que no se computaría el importante aumento de marzo que elevó el boleto urbano a $ 22.

Los subsidios se cortaron en diciembre de 2015. La suba, en la ciudad, por encima de la media nacional y muy por encima del crecimiento de los salarios, no tiene como causa exclusiva la quita de subsidios. Máxime si se tiene en cuenta que tanto el intendente municipal Enrique Ponce y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, comunicaron por las redes sociales en febrero de este año que el gobierno de Macri acompañará al Municipio haciendo parte del Fondo Compensatorio de subsidios al transporte. Ponce agradeció el acompañamiento del Gobierno nacional.

Entre diciembre de 2015 y febrero 2019, el transporte en la ciudad subió más de un 450%, tres veces la inflación. No entra marzo. Y además en febrero se firmó un acuerdo para recibir fondos, por ello ¿Hacía falta el último aumento?