Así lo afirmó el fiscal de Estado de la Provincia, Eduardo Allende, tras notificarse sobre la medida que tomó el máximo tribunal argentino, que intimó al Gobierno nacional a pagarle $15 mil millones a San Luis.

Después de 15 años de litigar, la Suprema Corte de Justicia le dio la razón a la Provincia en la causa que originó en 2015, en la que San Luis reclamaba retenciones del 15 % de ANSES y del 1,9 % por parte de AFIP. “Recordemos que el gobernador Alberto Rodríguez Saá, en el año 2007, con un inmenso apoyo popular, decidió iniciar estos juicios por la deuda de coparticipación que tiene el Gobierno nacional con la provincia de San Luis”, contó Allende, y agregó: “En el 2015 tuvimos dos sentencias de los 14 juicios que tenemos, pero faltó dirimir la tasa de interés y actualizar estos montos”.

“Después de 3 años de seguir expedientes, en el día de hoy hemos tenido la buena noticia que la Corte definitivamente ha dispuesto que se aplique a la deuda la tasa pasiva del Banco Central”, explicó el fiscal, y añadió: “Para nosotros este es un triunfo muy importante porque el Estado nacional nos vino embarrando la cancha durante estos tres años, más allá que jamás quiso dialogar con la provincia de San Luis. También nos hizo presentaciones, como cuando quiso aplicar una tasa del 6 % anual o cuando quiso aplicar los conceptos del pacto fiscal. Hoy, la Corte Suprema le rechaza todos los planteos al Estado nacional y dice que San Luis tenía razón”.

“La Suprema Corte de Justicia va a fijar plazos muy cortos para que se defina y así saldar esta deuda que tiene con cada uno de los puntanos”, confirmó Allende, y agregó: “Esperamos que haya cordura, madurez y sentido de federalismo del Gobierno nacional”.

 

Nota: ANSL.

Video: Gentileza San Luis TV.