La Secretaría de Medio Ambiente comparte una serie de consejos vinculados al uso responsable de la energía y el ahorro de la misma.

La Secretaría de Medio Ambiente comparte una serie de consejos vinculados al uso responsable de la energía y el ahorro de la misma.

La Secretaría de Medio Ambiente comparte una serie de consejos vinculados al uso responsable de la energía y el ahorro de la misma.

El Gobierno de San Luis, a través de la cartera medioambiental, trabaja permanentemente en el cuidado del medio ambiente. A través de diferentes políticas busca que cada puntano pueda ser parte de estas acciones colaborando con el cuidado del planeta.

En este sentido, desde el Subprograma Energías Renovables te brindan una serie de consejos para que puedas colaborar con el cuidado del espacio en el que vivís a partir de pequeñas acciones desde tu hogar.

Antes de compartir los tips, es importante saber la diferencia entre ahorro de energía y uso eficiente de la misma: el primero muchas veces implica disminuir nuestro confort o modificar hábitos, mientras que el segundo hace referencia a una menor demanda de energía, sin que eso modifique nuestra calidad de vida. Ambos consisten en efectuar un gasto de energía menor del habitual.

Tips:

Si utilizás lámparas halógenas o de bajo consumo, reemplazalas por luminarias led. Tienen un costo mayor, pero el ahorro se verá reflejado en el consumo.

No dejés conectados los aparatos eléctricos que no usás, así podés ahorrar gran parte de la electricidad que gasta tu casa.

Encendé el televisor y la computadora sólo cuando desees usarlos. Si los dejás siempre prendidos, además de desperdiciar energía, los equipos sufren un mayor desgaste.

Aprovechá el máximo permitido de cantidad de ropa a lavar, lo cual evita derrochar electricidad y agua. Lavá con el agua a temperatura ambiente, lo que también ayudará a que ahorres energía.

Elegí 24°C como temperatura fija en el aire acondicionado durante el verano, y 21°C en invierno. Ahorrarás dinero y generarás menos gases que producen efecto invernadero.

Cuando compres un electrodoméstico, fijate en la etiqueta de eficiencia energética. Los de etiqueta A son los más eficientes y, aunque sean un poco más caros, utilizan menos energía para funcionar.

El cargador del celular consume energía aun cuando no lo usás. Desenchufalo para ahorrar.

Elegí una estufa y/o calefón con encendido eléctrico o sin piloto; ahorrarás gas y reducirás la emisión de los contaminantes generados por su combustión.

Las llamas amarillas indican que se está llevando a cabo un proceso de quemado incompleto y que no se está aprovechando toda la energía del gas. Revisá periódicamente la regulación de los equipos.

Al bañarte, si mezclás agua caliente con fría, estás desperdiciando energía. Regulá la temperatura de tu calefón o termotanque.

Generación de energía a través de fuentes renovables

Además te recomendamos que, siempre que puedas, uses las energías renovables. ¿Sabías que si pudiéramos captar toda la energía del Sol durante una hora, podríamos abastecer la demanda energética de todo el planeta por un año? La energía solar es el mayor recurso energético en la Tierra. Es la obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación del Sol, puede ser fotovoltaica o térmica. Junto con la energía eólica, que es la energía generada a partir del viento, son las energías renovables más utilizadas en el mundo.

Nota: Prensa Secretaría de Medio Ambiente.

Foto: Web.