Con el método de estiramientos físicos, buscan ayudar a mejorar los hábitos posturales en los trabajadores de oficina.

El stretching o estiramiento es un conjunto de ejercicios físicos que apunta a evitar lesiones, aumentando la flexibilidad corporal y mejorando la postura y estabilidad. Por estos beneficios, la Universidad de La Punta convocó a una licenciada en Kinesiología, que enseñará los ejercicios a los empleados de la casa de altos estudios. Los encuentros ya comenzaron, serán quincenales y durarán seis meses.

“El stretching global activo es un método hermano del RPG. La ULP me contactó para instruir en el método a personal administrativo, académico, y a otros grupos que podamos detectar de prevención”, explicó Erica Barata, licenciada en Kinesiología.

Por su parte, Paula Barroso, jefa del Programa Desarrollo del Conocimiento de la ULP, remarcó la importancia de hacer estiramientos. “Son muchas las horas que nosotros pasamos frente a una computadora con una postura mala, y las consecuencias son gravísimas”, comentó.

Las clases de media hora, se realizan cada 15 días en el Campus Abierto de la ULP. El taller se dicta en diferentes turnos y por grupo. Desde la ULP afirmaron que estiman que durará seis meses.

“El stretching no es correctivo, pero se trabaja en forma activa con el paciente, y lo que hacemos es estiramientos globales de cadenas musculares, para desarraigar malos hábitos, malas posturas, malos gestos deportivos o de trabajo que a la larga acarrean lesiones”, describió Barata.

Juliana Menéndez, secretaria del Campus, agregó que sumarán los ejercicios para los deportistas de alto rendimiento.

“Esta actividad la puede llevar adelante cualquier persona. Porque es estiramiento que respeta la respiración, y los tiempos de cada cuerpo y su rigidez. Se va flexibilizando justamente a raíz del tiempo en que se sostiene la postura”, cerró Barata.

Nota, fotos y video: Prensa ULP