Durante la madrugada de este jueves, la tormenta destruyó un techo en el barrio Villa Celestina. Vecinos, amigos y compañeros de parcela ayudan con la reconstrucción a la familia Rodríguez.  

A las 2:20 se derrumbó el comedor y la tranquilidad de Darío, su esposa Ángela y sus dos hijos.  Sin embargo, durante dos días los compañeros de Ángela en el Plan Solidario removieron los escombros en la esquina de Brasil y Olagaray.

“Quisieron dar una mano inmediatamente a pesar de que había muchos que estaban de vacaciones. Me comuniqué con los superiores del Ministerio de Desarrollo Social y nos dieron su permiso para que vaya toda la parcela ‘G’ y varios donaron materiales de sus bolsillos. Hay un compañerismo muy grande”, expresó Mariela Salinas, la encargada.

La familia se hospeda en una casa prestada y estima que tardará dos meses para reconstruir su casa. Mientras tanto, la solidaridad y el afecto, incluso mediante las redes sociales, les permiten salir adelante.

 

Fuente y fotos: El Diario de la República.