Entre compañeros de trabajo, amigos y con mucha alegría, unas 400 personas coparon este jueves por la noche el Salón Municipal de Cortaderas para celebrar el Día del Servidor Público. Trabajadores de Concarán, Naschel, Papagayos, Renca, San Pablo, Tilisarao, Villa Elena, Villa del Carmen y Villa Larca disfrutaron de la última jornada de agasajos. Muchos llegaron en micros especialmente contratados para la ocasión.

Alberto Rodríguez Saá compartió su mesa con el intendente de la localidad, Juan Ramón Aparicio; la secretaria de Vivienda, Ángela Gutiérrez de Gatto; la secretaria de la Mujer, Adriana Bazzano; la senadora por Chacabuco, María Guedi Ortiz; la intendenta de Renca, Romina Peralta, y sus pares de Villa Larca y Villa del Carmen, Marcelo Vílchez y Osvaldo Audissio, respectivamente.

A puro brindis y con mucha alegría, servidores de distintas áreas del Estado provincial disfrutaron de la cena show que arrancó con sorteos de equipos de camping (carpas y reposeras) y electrodomésticos. El gobernador Rodríguez Saá llegó a las 21:40 a Cortaderas y fue recibido con aplausos por la gente.

Luego de un timbal de verduras como entrada, la gente disfrutó de una bondiola con papas rústicas y batatas caramelizadas como plato principal. El postre fue una mousse de chocolate con crema y cookies de chocolate. Todos los comensales aplaudieron mucho al servicio de catering cuando la cena concluyó.

En ese momento, desde la pantalla gigante dispuesta en el salón, un video retrató imágenes de la provincia, obras estatales y un audio de la voz del gobernador leyendo la carta de agradecimiento que les escribió a los servidores públicos por su día.

Minutos después, Alberto tomó el micrófono y le dio su mensaje a todos los trabajadores estatales de Chacabuco. “Muchas gracias por el afecto, por esta alegría que me hace tan bien. Gracias por venir, participar y esta linda fiesta que compartimos. Es la primera vez que hacemos las cosas distinto. Este agasajo lo hacíamos siempre en San Luis y no iban todos. Quedaba lejos, no llegaban las invitaciones o, tal vez, no querían ir porque no podían. Por eso la transformamos en una fiesta por departamento. El resultado fue enorme y hermoso. Hoy cerramos todos los festejos por el Día del Empleado Público. Y esta reunión durará hasta la hora que quieran porque este viernes, el personal de Chacabuco se dará el gusto de no trabajar porque estamos festejando”, señaló Alberto.

“Quiero usar una palabra que me resulta más cómoda para referirnos a nosotros. Somos servidores públicos, porque lo que nosotros prestamos es un servicio. Servicios a nuestros pueblos y a nuestro pueblo. San Luis construyó cloacas, autopistas, acueductos y tenemos o estamos cerca de tener los mejores sueldos del país, y nos consideran la mejor provincia del país. Estoy agrandado por eso y quiero que ustedes se agranden. Pero además quiero decirles algo que les llegue al corazón: nada, pero nada de lo que logramos, se pudo hacer sin la colaboración de cada uno de ustedes. ¡Gracias, muchas gracias a todos ustedes!”, expresó Rodríguez Saá.

“Quiero brindar con ustedes por la salud y la felicidad de cada uno de ustedes, por sus familias, que pasen una bonita Navidad y que el año próximo sea mucho mejor para cada uno de ustedes y sus familias. Y un pedido especial: acordémonos a la hora del balance personal y pensemos en la solidaridad. Seamos solidarios para que ningún niño se vaya a dormir con la panza vacía. Ayúdenme en esta campaña contra la pobreza. ¡Viva el departamento Chacabuco y sus pueblos! ¡Viva la Provincia de San Luis!”, destacó Alberto.

Luego de que todo el mundo levantara su copa y brindara con sus compañeros de trabajo de todos los días, Rodríguez Saá pasó mesa por mesa y saludó a todos los comensales, que aprovecharon para tomarse fotografías junto a él.

El agasajo siguió y más tarde subió al escenario Jorge Falcón y dejó sus tangos para el público. Tras ello fue el momento de Marianella Arce y sus covers de distintos éxitos. Antes del gran baile cantó Ariel Silva y la concurrencia lo acompañó haciendo palmas. Pero lo más entretenido llegaría después, cuando el DJ puso los mejores éxitos de cumbia y cuarteto, y el Salón Municipal de Cortaderas se convirtió en una gran pista de baile y algarabía.

 

Nota, fotos y video: ANSL.