Los 12 jóvenes programadores recorrieron en la jornada del martes dos de las empresas más importantes de la industria tecnológica. Por la mañana fueron recibidos en Google, y luego almorzaron en CISCO, donde pudieron dialogar con el director de Negocios Corporativos de la empresa sobre el mundo de las nuevas tecnologías y la importancia de la programación.

A poco más de 60 kilómetros al sur de San Francisco, en pleno corazón de Silicon Valley, se encuentran la sede central de Google donde trabajan más de 16.000 personas. Hasta allí, este martes, llegaron los ganadores del certamen Mega Programadores.

Los 12 jóvenes, que durante 6 meses realizaron ejercicios de programación de forma online y que rindieron el examen presencial a principios de octubre, disfrutan de su premio en Estados Unidos, puntualmente en San Francisco y Seattle, lugar de residencia de las sedes centrales de las industrias tecnológicas más importantes del momento.

En la sede central de Google, fueron recibidos por el líder de Soluciones de Ingeniería, de Google Educación, Francisco García. En la oportunidad, el especialista dialogó con los programadores sobre como es trabajar en una de las empresas más destacadas de los últimos años, cuales son los requisitos para sumarse al equipo de Google y la filosofía de trabajo de la empresa.

Las bicicletas, parques, espacios deportivos y recreativos, los amplios espacios de descanso o para despertar la creatividad, asombraron a los Mega Programadores. García explicó que “se trabaja por cumplimiento de objetivos o metas, y este tipo de incentivos ayuda a potenciar y maximizar el rendimiento del equipo de Google”.

García los incentivó a seguir en el mundo de la tecnología, y resaltó que” son atributos muy valorados el trabajo en equipo y la posibilidad de pensamiento crítico”. Durante más de dos horas, los jóvenes programadores realizaron consultas y se interiorizaron sobre el funcionamiento, y algunas áreas poco conocidas de Google, como Calico orientada a la biotecnología.

Valentín, alumno de 6º año, destacó que “la experiencia fue muy buena. Era lo que yo quería, hablar con un ingeniero que trabaje en Google. Le pude preguntar cosas específicas que quería saber”. En tanto, Agustín se atrevió a decir en voz alta lo que todos añoran: “Algún día me gustaría trabajar en Google”.

“Es lo que todos se imaginan, lo que uno escucha en películas. Es el trabajo soñado”, destacó Agustín y explicó que para llegar a su sueño “habrá que esforzarse, seguir estudiando; ambas empresas destacan que no hay que quedarse, hay que seguir, seguir y seguir. No hay que parar, sino que siempre buscar más, especializándose, estudiando: Así es como uno consigue un trabajo acá, buscando el futuro”.

Minutos después de las 11:40, el contingente ya se encontraba camino a las oficinas centrales de CISCO donde el director de Negocios Corporativos de la empresa, Greg Pryn, y su equipo de trabajo los recibieron para contarles como es trabajar en Silicon Valley y como será el trabajo del futuro.

Tras la reunión Pryn destacó que “es un grupo muy interesante con preguntas muy interesantes” y aconsejó a todos los alumnos “que intenten, que no paren nunca de intentar”.

“Cualquier cosa que los apasione, o lo que están aprendiendo en este momento, ya sea Java o HTML, en 5 años va a ser obsoleto. Por eso mi “consejo es que nunca paren de aprender’”, sostuvo.

Tras ambas visitas, el contingente retorno a San Francisco, pero antes realizó una visita al Store de Google, donde la empresa ofrece múltiples productos de merchandising. En la 3º jornada, por la mañana, los Mega Programadores visitarán la Universidad de Stanford donde serán recibidos por Jim Cybulski, co-creador del Foldscope y académico de la Universidad. Luego, a la tarde, visitarán Facebook.

Nota, fotos y video: Prensa ULP.