El objetivo se logró tras la certificación del colegio de Los Puquios.

El proyecto comenzó en el 2015 de la mano del doctor Gustavo Juárez, coordinador del Consultorio de Cesación Tabáquica, con la idea de bajar la temática sobre el tabaquismo a los chicos de los colegios primarios y secundarios de Juana Koslay.

“Sabemos que en este grupo etario es por donde ingresa esta adicción, a través de la publicidades de las tabacaleras y por lo que llevamos impregnado culturalmente a través de nuestro mayores. Teníamos que cambiar la historia; y darles el conocimiento, las posibilidades de que pudieran decir que no.¿Cómo?, con talleres previamente estudiados y adaptados para cada edad (coincidió que teníamos docentes en nuestro consultorio de Cesación Tabáquica y ellos se sumaron a las tareas del diseño). Agregamos folletería, vídeos, trabajos experimentales con tabaco, y los sumamos a cada campaña sobre el  tabaco. Eso sirvió para que cada institución cumpliera con los requisitos para ser certificada como “Escuela Libre de Humo de Tabaco”, sintetizó Juárez.

El objetivo principal es la prevención temprana y la iniciación del hábito de fumar desde edades muy tempranas, y la concientización de docentes, padres y alumnos.

“Es así que una cosa se sumó a la otra y a lo largo de 4 años pudimos certificar ocho de los nueve colegios, y ahora logramos los nueve (más de 2 mil chicos) que hay en Juana Koslay. Este proceso pudo llevarse a cabo gracias a todo el equipo de Cesación Tabáquica del Hospital, que está compuesto por un médico, dos psicólogos, una enfermera, una kinesióloga, una bioquímica y una agente sanitaria. Este grupo puso compromiso y vocación de servicio para lograrlo”, cerró Juárez.

 

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Salud.