La propuesta de la cartera productiva llegó al pueblo originario con más de 100 árboles y bandejas frutihortícolas, en el marco del Mega Plan “Sueños Puntanos”.

La comunidad ranquel ya trabaja en su propia huerta comunitaria.

En continuidad al fomento productivo y la generación de espacios de autoconsumo de frutas y verduras en parajes de la provincia, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción arribó a la comunidad ranquel con más acciones de forestación y puesta en marcha de una huerta ecológica.

En este contexto, la cartera comandada por Sergio Freixes forestó en cada vivienda originaria dos frutales (peras y duraznos) y un rosal. Las tareas de plantación se realizaron en las 27 casas que conforman la comunidad. Además se realizaron tareas de embellecimiento en la escuela y en la plazas, a partir de la forestación de laureles en flor.

Por otro lado, el equipo técnico del Ministerio inició con la construcción de una huerta comunitaria, que tiene como finalidad proveer herramientas para la generación de un espacio de producción de frutas y verduras, para fomentar el autoconsumo.

“Nos han traído lechuga, tomate, zapallo, pimiento, remolacha y berenjena. También frutales como sandías y melones. Además, nos trajeron postes y alambre para poder cercar la huerta y protegerla de algunos animales como las liebres”, contó Mabel Baigorria, miembro de la comunidad ranquel, y reflexionó: “Es una gran ayuda para la comunidad. Un gesto para aplaudir, porque no sólo se provee la semilla sino que nos dan el espacio físico armado y nos capacitan para para desempeñar esta tarea de forma óptima”.

“Les estamos enseñando a hacer los surcos y a sembrar. También les dejaremos más semillas y el cronograma de siembra. Estamos muy contentos de haber venido hasta acá y de cumplir con una promesa que habíamos hecho tiempo atrás”, explicó la jefa del Subprograma Calidad de Vida Rural, Cristina Ratto, durante la jornada de trabajo.

Nota, fotos y videos: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.