Esta semana comenzó un nuevo trabajo en el camino rural que permite el acceso, desde la Ruta Provincial Nº 40, a las poblaciones que dependen del municipio de Renca, en el departamento Chacabuco.

La Dirección Provincial de Vialidad, dependiente del Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura del Gobierno de San Luis, continúa dando respuesta a las inquietudes de los habitantes de los distintos poblados, con la realización de obras que permitan mejorar su calidad de vida, facilitándoles el traslado desde y hasta su lugar de residencia.

El camino rural presenta varias dificultades que a diario deben sortear los habitantes de la zona, sobre todo, porque en El Algarrobal se encuentra la Escuela Nº 232 “Granadero Fermín Benítez”, que educa y contiene a los pequeños habitantes.

Luego del relevamiento realizado hace un par de semanas y concluidos otros trabajos, el personal dependiente del campamento vial con base en La Toma, comenzó a trabajar primero en el acceso al establecimiento educativo, donde por estos días, realizan el destape y desmalezado de las alcantarillas existentes en el camino, además de realizar el enripiado en varios tramos del camino, para su consolidación.

Además de las tareas señaladas, se realizará la erradicación de renuevos y todo tipo de malezas que invaden el camino, para posteriormente realizar el perfilado total de la traza.

Una vez concluida la tarea hacia la escuela se comenzará con el mismo trabajo, pero en dirección hacia el paraje Los Olmos, que presenta las mismas dificultades del tramo anterior y en donde una treintena de familias aguardan el paso de las máquinas viales para tener un camino en perfectas condiciones para movilizarse.

Una nueva obra encarada y en pleno proceso de ejecución para que nuevamente la gente del interior provincial se sienta integrada a la vida provincial.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.