El Gobierno realiza una restauración integral del edificio que tiene una superficie total a refaccionar de 120 m².

La obra pública provincial continúa su progreso incesante y por ello el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, visitó la biblioteca de Fraga, lugar donde se ultiman detalles para dejar concluida la obra de restauración que se inició hace unos meses. “La reparación pondrá en valor a un edificio que se encuentra en un lugar privilegiado de la localidad, frente a la plaza principal, y será un espacio dedicado a la educación, sobre todo la educación digital. En el tiempo que se lleva de trabajo, se realizaron refacciones de todo tipo, desde las instalaciones eléctricas, hasta los revoques de todo el edificio. Se hizo a nuevo el cielorraso y se erradicaron totalmente los problemas de humedad que existían, además de colocar un nuevo sistema de desagüe pluvial. Esta obra es posible gracias al trabajo en equipo entre el Gobierno y el municipio de la localidad”, explicó el funcionario. La obra contó con un presupuesto de $1.295.326,89 y un plazo de ejecución de 180 días, y generó trabajo genuino para la mano de obra de la localidad.

Rediseño

La biblioteca de Fraga es prácticamente un edificio nuevo, ya que pasó de ser un lugar casi en estado de abandono a un lugar funcional, con todas las mejoras y comodidades de los últimos tiempos. Se respetó el diseño original del edificio, se lo adecuó para que funcione una sala de lectura y se construyeron los baños y una cocina.

Las reparaciones incluyeron la incorporación de aires acondicionados y cámaras de seguridad, matafuegos, barrales antipánico en las salidas de emergencia, se construyó la vereda exterior, se colocó wifi y telefonía, se pintaron todos los ambientes y se recambiaron puertas, ventanas y todos sus elementos.

En el exterior se agregó la iluminación y se parquizó para la generación de un espacio verde aprovechable por la comunidad.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Obra Pública e Infraestructura