Lo dijo la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, durante una conferencia brindada en el Concejo Deliberante capitalino luego de ser distinguida como “visitante ilustre”.

 

Frente a los periodistas, Carlotto pidió que no se olvide lo que pasó en la última dictadura militar, celebró la recuperación de 127 nietos y se mostró entusiasmada porque muchos de ellos ya forman parte de Abuelas, ya que continúan la búsqueda de algún hermano o familiar. “Planteamos el tema generacional y el relevo para el futuro, y para todo lo que hay que hacer: encontrar a los desaparecidos muertos, a los papás de nuestros nietos y a los desaparecidos vivos”, dijo.

A propósito de su visita a San Luis, la dirigente calificó a la provincia como “un ejemplo”: “Aquí la gente vive bien y las necesidades básicas están satisfechas”, sostuvo.

Las preguntas de la prensa giraron en torno a la actualidad política, y consultada acerca de la decisión del presidente Macri de que las Fuerzas Armadas sean empleadas para colaborar en la seguridad interior, consideró al Gobierno Nacional como un “gobierno constitucional con actitudes ilícitas; manejan el país como si fuera una empresa, como si -el presidente- fuera un Faraón”. Por eso, anunció que junto a otros organismos de Derechos Humanos decidieron hacer una concentración, este jueves, frente al Ministerio de Defensa, con la intención de llegar hasta la Casa Rosada “porque allí está el ideólogo de todo esto”.

En otro tramo de la conferencia, Carlotto pidió por la unidad nacional y criticó a “los que buscan profundizar la grieta”. También se refirió a las elecciones presidenciales del próximo año y expresó que “dependerá del pueblo que venga otro signo que desarme la deuda que deja el actual”. En ese momento, reprochó la vuelta del FMI “porque viene a dar órdenes y a someternos”, y a los países extranjeros “que vienen a aprovecharse de nuestras riquezas y llevárselas”.

Antes de concluir, indicó que visitará el Instituto Santa Catalina, la Escuela “Corazón Victoria” y que luego serán recibidas, junto a Buscarita Roa, por el gobernador Alberto Rodríguez Saá para compartir un almuerzo.