Los integrantes del Programa Defensa del Consumidor inspeccionaron negocios y empresas que comercialicen o acopien garrafas para detectar envases de gas vencidos o en mal estado.

Los integrantes de Defensa del Consumidor controlaron depósitos de garrafas de gas.

Los integrantes de Defensa del Consumidor controlaron depósitos de garrafas de gas.

“Estamos realizando un operativo de rutina, un control de depósitos de venta de garrafas de 10, 15 y 45 kilos. En esta oportunidad, hemos detectado un comercio que tiene envases vencidos y otros sin la chapa identificadora de vencimiento”, comentó Alberto Montiel Díaz, jefe del Programa Defensa del Consumidor.

“Por supuesto que esto implica una infracción a la normativa pertinente, por lo que estos envases no pueden ser comercializados. Conforme la Ley de Defensa del Consumidor se ha procedido, como facultan las normativas, a decomisar estos productos para iniciar el procedimiento legal pertinente, en función de que la empresa regularice la situación”, agregó.

Pero el peligro latente no es la infracción en sí sino lo que puede desencadenar un envase en mal estado. “Es también una cuestión de seguridad, porque un envase de éstos constituye un grave peligro para la población. Vencido puede llegar a explotar, poniendo en riesgo a toda una manzana o una cuadra, ya que están mezclados en un depósito donde hay numerosos envases”, explicó Montiel Díaz.

César Marilungo, jefe del Área de Lealtad Comercial de Defensa del Consumidor, detalló que “en este procedimiento hemos controlado 196 garrafas, entre las cuales había 11 envases de 10 kilos y 2 de 45 kg con fecha de vencimiento expirada”.

“Esto es inseguro, y la idea es llevarle seguridad a la sociedad y a cualquier persona que comercialice estos productos”, concluyó Marilungo.

Nota y fotos: Prensa Ministerio de Desarrollo Social.