Así consideró el gobernador Alberto Rodríguez Saá el acuerdo del presidente Macri con el organismo internacional.

 

Este martes, tras la firma del acuerdo de cooperación entre Córdoba y San Luis, el mandatario puntano explicó que el FMI conforma un trípode por la cercanía con la Secretaría del Tesoro de Estados Unidos y con el Banco Mundial. “El Gobierno nacional pasa de buscar la gobernabilidad en la Argentina a buscar la gobernabilidad en este Consenso de Washington”, comparó y repasó algunas de las condiciones en el protocolo que dicta el Fondo: “Apertura de límites de las importaciones, reducción del déficit fiscal, balanza comercial equilibrada, no a la obra pública, o solamente necesaria a través del Banco Mundial. Todos estos son condicionamientos”.

El gobernador apuntó que la medida de pedir USD $50.000 millones al FMI responde a la pérdida de legitimidad de Macri. “Nosotros no vamos a poner obstáculos, pero no parece que sea el mejor camino”, subrayó.

Esta mañana, tras el acuerdo con el FMI, el Banco Central intervino para frenar la subida del dólar.

“La Nación nunca empezó su plan de lucha contra el hambre, su proyecto de unidad de los argentinos, entonces ha fracasado en su plan”, dijo Rodríguez Saá.