Con apoyo sanitario y legal, se acompaña a Andrea, quien el domingo pasado fue agredida en su domicilio por José Dethier, un vecino de la localidad.

Conmoción, sorpresa y desconcierto fueron algunas de las emociones que sintió Andrea el domingo pasado cuando, según sus declaraciones, “Dethier ingresó a mi domicilio y me agredió brutalmente al negarme a mantener relaciones sexuales”.

Por las heridas recibidas, la mujer fue internada y permanece en observación. “Vive sola y por ello le proporcionamos todo el apoyo profesional necesario desde un primer momento; la acompañamos para que le hagan revisación médica e intervenga la justicia de forma inmediata por la peligrosidad del atacante”, informó Claudia Ayllame, funcionaria de la Secretaría de la Mujer, quien la asiste de forma permanente.

Hoy, Andrea cuenta con una “prohibición de acercamiento recíproca y preventiva” contra el agresor, dispuesta por el Juzgado de Familia y Menores de la localidad, a cargo de Daniela Estrada.

La Comisaría 22º de Concarán inició también las actuaciones sumariales correspondientes, las que llegaron al Juzgado Penal de la Tercera Circunscripción, a cargo de Patricia Besso.

De manera contundente, la funcionaria afirmó que “lo que le sucedió a Andrea fue un claro intento de femicidio” y agregó que ya se solicitó el botón antipánico.