El encuentro, que estaba pautado para el sábado a las 15:30 en Jerusalén, finalmente no se disputará. La posición de los futbolistas incidió en la determinación.

Argentina – Israel suspendido, buscan un amistoso en Barcelona antes de viajar a Rusia.

El encuentro entre Argentina e Israel, pautado para el sábado 9 de junio a las 15:30 (hora de nuestro país) en el Estadio “Teddy Kollek” de Jerusalén, quedó suspendido esta tarde.

La suspensión se da luego de que ciudadanos propalestinos protestaran en los alrededores de la Ciudad Deportiva de Barcelona, donde se desarrolló el entrenamiento de Argentina, con banderas y camisetas de la Selección ensangrentadas, muchas de ellas, con el dorsal 10 y el nombre de Lionel Messi impreso.

A su vez, el domingo, el presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, había amenazado con mandar a quemar camisetas y afiches con la cara de Lionel Messi, máximo exponente del plantel que comanda Jorge Sampaoli, si no renunciaba a jugar dicho encuentro.

Jorge Sampaoli ya había expresado su descontento con la disputa del amistoso, dado que el arreglo implicaba interrumpir la preparación para el Mundial e incluía traslado desde Barcelona hasta Israel y actividades como la visita al Muro de los Lamentos, que cercenaban minutos de descanso o entrenamiento.

Los futbolistas, a su vez, dieron a conocer a las autoridades de la AFA su inquietud por la escalada de las protestas en su contra y el crecimiento de conflictividad en la región donde se iba a disputar el cotejo.

Quedará por resolverse el acuerdo económico entre el empresario Danny Benaim, a cargo de la organización, y la AFA, dado que la Selección había percibido 2 millones de dólares (más gastos) para disputar el partido.

El reclamo a Argentina en el Oeste de Hebrón.

 

Fuente y fotos : www.infobae.com – www.clarin.com.