El destacado matemático, periodista y escritor Adrián Paenza brindó una charla para programadores, donde contó sus experiencias, anécdotas y enseñanzas que recogió a lo largo de su extensa y fructífera trayectoria profesional.

Adrián Paenza: “Aún queda mucho por recorrer, pero vamos por el camino adecuado”.

Adrián Paenza: “Aún queda mucho por recorrer, pero vamos por el camino adecuado”.

El 1º Encuentro de Programadores 3.0, que se realizó este lunes en Terrazas del Portezuelo, tuvo las disertaciones de Carlos Pallotti, Rubén Minond y los integrantes del equipo Mumuki, Franco Bulgarelli y Laura Mangifesta. El cierre de la jornada científica lo tuvo como protagonista a Adrián Paenza quien, entrevistado por Alicia Bañuelos –ministra de Ciencia y Tecnología-, contó memorables experiencias, anécdotas y enseñanzas de su carrera.

Antes de su charla, el especialista se reunió con el gobernador Alberto Rodríguez Saá.

Ya en el Salón Blanco y en un clima ameno y distendido, el matemático dio su punto de vista sobre la ciencia en los próximos años, mencionando la frase: “La primera persona que va a vivir 500 años ya nació”, a lo que destacó que el mundo científico está evolucionando a pasos agigantados.

También sostuvo la importancia de los recursos humanos en el campo investigativo. Allí recordó cuando algunos de sus alumnos previnieron, a través de un trabajo de estadística excelente, el brote de Chagas en Tierra del Fuego.

“La ciencia no tiene moral. Con la energía nuclear podés crear una fuente alterna de energía o una bomba nuclear”, explicó.

El escritor contó que le fue muy complicado recibirse de doctor en Matemáticas: “Durante un año tuve que pensar un problema”, dijo. Aunque destacó que pese a ese esfuerzo, “hoy tengo el privilegio de hacer lo que me gusta”.

“La vida del científico es tener problemas”, reflexionó sobre los procedimientos que realizan los científicos para llegar a un número o resultado.

Paenza también cuestionó una práctica pedagógica que se les da a los niños: “Dejemos los problemas ficticios que no le importan a nadie”.

Destacó que es importante tener pasión por lo que se hace. “Todos nosotros nacemos con un grupo de destrezas, el asunto es cómo descubrirlas”, compartió.

La ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, le consultó sobre el alto porcentaje de mujeres que están entre los programadores 3.0, a lo que el catedrático respondió: “Hay que convencer a las mujeres de que son capaces”.

Antes de finalizar, y fiel a su estilo, Paenza hizo algunos ejemplos y problemas de lógica, para ser pensados y resueltos por los programadores e incluso los otros expositores.

“Aún queda mucho por recorrer, pero vamos por el camino adecuado”, concluyó el matemático, quien fue despedido con un caluroso aplauso.

Sobre Adrián Paenza

Es matemático, periodista y escritor. Es profesor de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales (FCEyN) de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Escribió libros de matemática para todos los públicos, vendió más de 1.000.000 de ejemplares divulgando la matemática, alguno ya está traducido al chino.

Ganó varios Martín Fierro en distintos años por los programas de televisión “Científicos Industria Argentina” y “Alterados por PI”, y el Konex de platino por su trayectoria en la divulgación científica.

Y en el 2014, ganó el premio Leelavati de la Unión Matemática Internacional (IMU), el “Nobel” de la divulgación científica.

También fue comentarista de fútbol y de básquet.

Actualmente vive en Chicago, Estados Unidos, y trabaja de matemático.

 

 

Nota: Pablo Lucero.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Fernando Testi.

Edición: Juan Moyano.