El gerente comercial de Sol Puntano, Santiago Lusquiños, explicó que esta iniciativa, además, le permite al horticultor lograr 5 % más de ganancia.

 

A menos de una semana de inaugurar un salón de ventas con producciones locales en la ciudad de San Luis, el gerente comercial de Sol Puntano, Santiago Lusquiños, destacó que con esta política pública se fomenta la producción y la inversión para agregarle valor a los productos. También señaló que, al final de la cadena, Sol Puntano interviene para facilitar la comercialización y acercársela a la gente.

El funcionario recordó que estas acciones forman parte del plan de lucha contra la pobreza impulsado por el gobierno de San Luis, al que describió como “un largo camino que estamos haciendo aceleradamente y a paso firme, trabajando sobre tres niveles: producción, industrialización y comercialización”.

Hoy se comercializan productos de la comunidad boliviana, del Plan Parcelas Hortícolas y de la producción propia de Sol Puntano. “Las frutas y verduras que hoy se consiguen en nuestro local son frescas y parten de una iniciativa que comenzó hace nada más que seis meses. Con esto, el productor está ganando más de un 5 % sobre lo que consigue en el mercado común y el consumidor se está ahorrando un 30 % promedio”.

Por ejemplo, Sol Puntano hoy vende la lechuga a $20 el kilo, cuando en el resto del comercio está entre $28 y $35; el kilo de asado vale $98,90, mientras que en las carnicerías se consigue por encima de los $120.

El local de Sol Puntano vendió en su primer día casi media tonelada de cinco cortes de carne vacuna, además de verduras, almendras, miel y huevos de origen local. Está abierto de 9:00 a 13:00 y de 16:30 a 20:30, de lunes a viernes, y el sábado por la mañana, hasta las 13:00.