La Secretaría de la Mujer #Ni Una Menos acompañó su lucha desde el principio y brindó el patrocinio gratuito.

En julio del año pasado, Mía recurrió al Área Diversidad de Género de la Secretaría de la Mujer ya que, por ser trans, la Federación Argentina de Hockey no le permitía federarse para competir en la División de Damas.

Luego de una lucha de casi un año, la Justicia le dio la aprobación definitiva para competir en su categoría. En mayo de 2017 le habían dado la aprobación transitoria para competir.

La jefa del Programa Seguimiento Interdisciplinario del Caso, Grisel Pollacchi, informó que en diciembre del año pasado se le otorgó el patrocinio gratuito a Mía. El abogado Alejandro Cordido fue quien se encargó de llevar adelante el caso.

Gema Rosales, responsable del Área Diversidad, destacó: “Esta es una victoria de la igualdad, que sembrará un precedente en todo el país”.