Asisten a clases en la Escuela Generativa “Corazón Victoria” y, junto a sus compañeros, participaron del compromiso en una muestra de respeto a la tierra que los acogió.

Los tres niños sirios prometieron lealtad a la bandera.

Los tres niños sirios prometieron lealtad a la bandera.

“Al principio tuve miedo, porque fue una experiencia nueva”, expresó Mikl tras prometer fidelidad y lealtad a la bandera argentina. El estudiante sirio estuvo acompañado por sus compatriotas refugiados Edmond y Housip. El acto fue celebrado por primera vez en “Corazón Victoria” con veinte pequeños promesantes.

Este miércoles a la mañana asistieron a la institución la ministra de Educación, Natalia Spinuzza, la directora Mabel Domínguez, funcionarios y comunidad educativa.

“Nuestra enseña es mucho más que un estandarte, es la proyección de lo que somos como sociedad, es el símbolo de nuestra independencia”, leyó una de las madres que participó en la celebración patria.

“Ya no hay grandes héroes que enfrentan ejércitos muchos más poderosos, que creen banderas que cruzan montañas; hoy sólo estamos nosotros de pie ante nuestro pabellón y podemos escribir la historia en nuestra ciudad, en nuestro barrio, en nuestra casa. Tenemos grandes retos, pero también grandes oportunidades”, agregó.

El cierre estuvo a cargo del ballet folclórico Compromiso Federal, de La Punta.

Sobre la integración de los estudiantes sirios a la Escuela Generativa, la traductora María Acevedo, señaló: “Están avanzando mucho en el aprendizaje del idioma. Está bien integrada la escuela con los chicos. Se ponen muy contentos cuando aprenden nuevas palabras y buscan aplicarlas en su vocabulario”.