El gobernador Alberto Rodríguez Saá explica el por qué de la decisión de extender una mano solidaria para con aquellos que huyen del flagelo de la guerra y el hambre.