La secretaria de la Juventud, Eugenia Catalfamo, acompañada del interventor del Servicio Penitenciario Provincial, Hugo Scarso, se interiorizó sobre el modelo del penal uruguayo que funciona como un espacio de contención y de reinserción social, con el objetivo de implementar un sistema similar en la provincia para jóvenes privados de su libertad.

Catalfamo y Scarso visitaron el penal

Catalfamo y Scarso visitaron el penal

Punta de Rieles es una cárcel que del sistema tradicional penal no tiene nada. Esta prisión, fundada en 2012, contiene solamente a condenados, quienes viven en una especie de pequeño pueblo. Bibliotecas,  escuelas, una radio comunitaria, almacenes, cafeterías, bloqueras, panaderías y más, pueden encontrarse dentro del predio, desarrolladas y disponibles por y para los internos.

Además, este modelo permite que empresas cuyos propietarios estén en libertad, puedan funcionar en este pequeño pueblo, brindando la posibilidad de trabajo a más presos.

“La idea es que nosotros podamos replicar este modelo uruguayo en San Luis y aportar a la reinserción social de los jóvenes que están privados de su libertad. Lo que pasa en Punta de Rieles es realmente asombroso. Es un pequeño pueblo donde la premisa fundamental es el respeto y la no humillación”, indicó Catalfamo, y añadió: “Es un lugar de reinserción social absoluta, donde se prepara a la gente para salir. No se mira hacia adentro, sino que se mira hacia afuera en todo tiempo”.

Por su parte, Scarso señaló que “Punta de Rieles es espectacular para adoptarla al sistema nuestro. Acá es solamente para penados, por lo que yo se lo modificaría e incluiría a los jóvenes para la reinserción”, y agregó: “Sinceramente estoy sorprendido, y hay cosas que me han llamado totalmente la atención”.