El senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá, estuvo en la inauguración de la ampliación de Startex, una planta textil que sumará 30 nuevos puestos de trabajo a los más de 200 que ya tiene. Y les reclamó a los funcionarios provinciales celeridad en la gestión.

Adolfo junto a los trabajadores de Startex.

Adolfo junto a los trabajadores de Startex.

El legislador llegó a la sede de la planta de producción minutos después de las 13:30, donde fue recibido por el presidente de la empresa, Sergio Starosielski, y su vicepresidenta, Dalia Grimbaun.

Acompañado por empresarios, funcionarios y empleados de complejo textil, Rodríguez Saá recorrió las instalaciones donde se fabrican prendas de trabajo que luego se comercializan en distintos puntos del país.

“Que felicidad estar en una planta industrial que tiene buena onda. Ustedes transmiten el optimismo y la calidad de lo que hacen”, dijo el senador nacional a los empleados de la empresa.

En noviembre de 1985, Sergio Starosielski llegó San Luis y 30 días después recibió el decreto de promoción industrial. El 5 de marzo de 1986, la empresa Startex abrió sus puertas en la calle Don Bosco y allí funcionó hasta el 2010. Luego se trasladaron al lugar donde hoy funciona. Este lunes, se produjo la inauguración de una segunda ala, donde se almacenan los insumos y se guardan todas las prendas terminadas.

“El presidente de la empresa eligió a San Luis en aquel momento por la eficiencia del Gobierno que le aprobó su proyecto en 30 días. Puede ser poco significativo pero fue un esfuerzo enorme. Hay que mirar los años en los que se realizaba esto. Habíamos instalado un Gobierno muy eficiente”, recordó Adolfo, y agregó: “Entonces se los recuerdo a los funcionarios actuales. Hay que recuperar eso, porque ahora pasan 30 días para atender. Esto es el patrimonio que nos permitió dar un salto enorme en la calidad de lo que hacemos”.

El senador también destacó que otro tema que es patrimonio de San Luis, es la calidad de su gente. “En Argentina nos miraban y decían: ‘Los puntanos son vagos, duermen la siesta’, y hoy las plantas industriales eligen, mantienen y amplían sus platas por la calidad del trabajo que sabemos realizar. Esto es impresionante”.

Nota: Jorge Gallego.

Foto: Luciano Grangetto.

Video y edición: Fernando Testi.