En una emotiva ceremonia realizada en el Estadio “El Ave Fénix”, el gobernador Alberto Rodríguez Saá incorporó a casi 2 mil beneficiarios de diferentes puntos de San Luis a la administración pública provincial: “Mañana van a ir a trabajar ejerciendo un derecho, vamos a gobernar juntos, la Casa de Gobierno abre sus puertas para que ingrese más y más justicia social”, sostuvo.

El acto se realizó durante la mañana del lunes

El acto se realizó durante la mañana del lunes.

La cita fue a las 11:00 en el Complejo Deportivo de Juana Koslay. Allí se congregaron los 1.850 trabajadores del Plan de Inclusión Social para vivir un día que quedará grabado en sus memorias. En las tribunas colmadas se podía visualizar familias enteras que habían acompañado a los anfitriones para firmar el tan ansiado contrato.

El primer mandatario puntano estuvo en compañía del vicegobernador, Carlos Ponce; la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú, y sus pares. También asistieron legisladores y funcionarios provinciales. Con la proyección de un video institucional que repasó el nacimiento de la iniciativa gubernamental en 2003 y retrató los testimonios de los protagonistas arrancó la actividad.

En el inicio de su mensaje ante la multitud, Alberto manifestó su emoción cada vez que repasaba la historia del Plan de Inclusión Social: “Esta historia que tiene raíz constitucional, cada vez que la recordamos nos emocionamos, pero es una emoción linda porque vemos como cada día se van cumpliendo los objetivos. Hoy ya van a empezar a estar dentro del escalafón con un sueldo mucho mejor”.

Luego el jefe de Estado señaló que “voy a esperar el discurso del presidente el 1º de marzo para ver cómo nos va a auxiliar a las provincias, que va a hablar de la pobreza, de la situación social y voy a medir lo que ofrezca a las provincias y aunque no les ofreciera nada, nosotros lo mismo vamos a tener un aumento salarial que espero que sea el mejor y el máximo que podamos para los trabajadores”.

Instó a los ministros, jefes de programa, responsables de área que mañana cuando inicien la jornada los trabajadores los esperen  para recibirlos como corresponde: “1.850 compañeras y compañeros, hermanas y hermanos de Inclusión Social van a ir a trabajar ahora perteneciendo a la administración pública, ahora será ejerciendo un derecho. Vamos a gobernar juntos y mañana quiero que vayan con su familia y la administración detenga su trabajo para recibirlos para que entren también al Gobierno nuevos aires, nuevos decidores, esos nuevos aires significa que abrimos la Casa de Gobierno, los lugares donde cada uno trabaja para que entre más y más justicia social”.

A su vez, aseguró que la situación del país es difícil y que a San Luis llegó la desocupación, están cerrando fábricas y la política del Gobierno nacional no aporta: “Muchos industriales que producían electrodomésticos, como se abrieron las importaciones sacan las cuentas y les resulta más fácil convertirse en comerciantes entrar al comercio exterior y cerrar las fábricas”.

Asimismo sostuvo que “a los hermanos y hermanos del Plan que aún siguen en Inclusión y no están hoy aquí, llévenle un mensaje de esperanza que rápidamente vamos a hacer los planes para que se incorporen también”.

Rodríguez Saá reflexionó también sobre los jóvenes, afirmó que si en la provincia hay un proyecto exitoso ellos tienen que recibir los beneficios de un proyecto exitoso. Adelantó que en los próximos días anunciarán la idea para que todos los jóvenes tengan trabajo.

Finalmente aclamó: “¡Viva la inclusión social, viva San Luis y esta unidad!”.

Previamente a la firma de los contratos, los trabajadores le entregaron un obsequio al gobernador de San Luis.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Social, Alida García Peanú, indicó que es un acto de justicia social, una demostración de afecto por parte del gobernador a los beneficiarios de toda la provincia.

Entre los 1.850 beneficiarios que este lunes se convirtieron en integrantes de la administración pública se encontraba Gabriela Fabbre, oriunda de Villa Mercedes, trabajadora del Plan desde hace 15 años. Actualmente trabaja en la Escuela Normal. “Para mí significa un gran crecimiento, un cambio en mi situación económica y emocional, una gran tranquilidad para mi familia”, transmitió emocionada.

Una experiencia similar vivió Juan Gatica, de la ciudad de San Luis, quien se desempeña en mantenimiento de espacios verdes en la Universidad de La Punta: “Este contrato es lo máximo que podía esperar, hice mucho mérito para llegar hasta acá y lo conseguí, estoy muy feliz”.

Entre lágrimas de emoción Cristina Puskar expresó que cuando ingresó al Plan de Inclusión fue una gran ayuda para su estabilidad económica y para la situación que vivía el país en ese momento. “No tengo palabras para expresar cómo me siento, estoy muy agradecida”, dijo Cristina, quien todos los días trabaja en la guardia pediátrica del hospital hace 15 años.

Cientos de trabajadores este martes se presentarán a sus puestos de trabajo con la alegría de ya ser parte de la administración pública de la provincia de San Luis.

 

Nota: Cinthia Agüero Patafio.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video y Edición: Martín Micali.