Se plantaron dos árboles en cada domicilio entregado por el Gobierno de San Luis. Peras, duraznos y manzanas fueron las especies entregadas. La iniciativa continuará implementándose de la periferia al centro.

Forestaron con frutales el barrio 50 Viviendas en Tilisarao.

Forestaron con frutales el barrio 50 Viviendas en Tilisarao.

Acceder a la vivienda propia es una de las noticias más importantes que una familia puede recibir. En este sentido, desde hace muchos años el Gobierno de San Luis marca la pauta a nivel nacional de cómo se deben desarrollar estas acciones. Una nueva casa trae consigo sueños, ilusiones, esperanzas y vida.

Este miércoles, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, a través del Programa Forestal y Frutihortícola, inició con un nuevo plan por intermedio del cual se entregan dos frutales a cada familia que recibió su casa en lo que va del 2016. “Estamos muy contentos de haber arrancado con este plan de forestación que busca fomentar la cultura frutícola en la provincia”, aseguró el jefe del Subprograma Frutihortícola, Juan Lavandeira.

Las tareas iniciaron en Tilisarao, localidad donde se plantaron dos frutales en cada una de las casas pertenecientes al Barrio 50 Viviendas. “Plantamos peras, duraznos y manzanas. La idea es ir rotando de acuerdo al frutal que mejor se adapte a cada pueblo. También tenemos ciruelos y damascos listos para entregar”, explicó Lavandeira, quien detalló: “La idea es que cada vecino lo riegue, cuide y el día de mañana pueda cosechar y comer sus propias frutas”.

La forestación con frutales en los barrios continuará este jueves en La Toma, el viernes en Concarán y la próxima semana será el turno Alto Pencoso y Naschel.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Berenice Tello.