Desde que inició el año y hasta el mes de septiembre, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, a través del Programa Biodiversidad, ya rescató un total de 454 animales: el 97% son aves, otro 2% mamíferos y el 1% reptiles. Se trata de especies que eran víctimas de tráfico y tenencia ilegal, y que fueron decomisadas a partir de controles policiales e inspecciones ministeriales.

El cuidado y la conservación de la fauna autóctona se encuentra entre las políticas más fuertes del Gobierno de San Luis.

El cuidado y la conservación de la fauna autóctona se encuentra entre las políticas más fuertes del Gobierno de San Luis.

El cuidado y la conservación de la fauna autóctona se encuentra entre las políticas más fuertes del Gobierno de San Luis. Para cumplir este objetivo, desde la cartera medioambiental se trabaja fuertemente en el control y detección de tráfico ilegal de animales que forman parte del ecosistema natural sanluiseño, o bien provienen de otras provincias y son rescatados en suelo puntano.

Hasta el mes de septiembre, a través del Programa Biodiversidad dependiente del Ministerio provincial, el Estado sanluiseño recuperó un total de 454 animales que sufrían de tráfico ilegal. Un 97% son aves (pepitero, reina mora, cardenal copete colorado, cardenal amarillo, rey del bosque, misto, loros, lechuzas, halcones, águilas, entre otras); un 2% son mamíferos (puma, comadreja, zorro y mataco); y un 1% son reptiles (tortugas, yacaré).

Los ejemplares rescatados son trasladados al Centro de Conservación de Vida Silvestre ubicado en La Florida, donde reciben un tratamiento especial con antibióticos, antiparasitarios, trabajos de musculación y una dieta con vitaminas que se ajusta a cada especie. “Intentamos que estén en buen estado de nutrición, sin enfermedades y con buena musculatura”, detallaron voceros de Biodiversidad.

En cuanto a la continuidad del proceso, explicaron: “Una vez que son recuperados, a los animales los vamos liberando en las áreas naturales protegidas de la provincia. Mientras que los que provienen de otras provincias, luego del tratamiento, se los deriva a las zonas correspondientes para que sean liberados”.

Lucha contra el tráfico ilegal

Desde el Programa ministerial indicaron que hay distintas vías: “El mayor volumen de animales recuperados llega por decomisos de la Policía Caminera que detecta este accionar, principalmente, en puntos limítrofes con otras provincias, y a través de la Policía Rural con denuncias que llegan al Ministerio (quien los pone en conocimiento de la situación), así como desde otras instituciones o vecinos de la zona”, precisaron.

La otra vía es a partir de inspecciones que realiza el equipo de Biodiversidad, muchas veces acompañado por personal policial. “Actuamos por denuncias o controles que hacemos en forrajerías y veterinarias”, explicaron. Además señalaron que Villa Mercedes se presenta como uno de los focos más conflictivos, con la caza furtiva, el mascotismo y la venta de animales.

Finalmente informaron que cuando se trata de un decomiso de la Policía Caminera, el Ministerio retira los animales desde la sede central del organismo. En tanto, otra veces es el personal policial quien los traslada hacia el edificio ministerial. “Cuando son casos de animales heridos o de suma gravedad, los buscamos nosotros”, aclararon. Todos los animales rescatados son trasladados al Centro de Conservación de Vida Silvestre de La Florida.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.