En las vísperas del Día del Estudiante, más de 35.000 personas han ingresado a puntos del circuito serrano para participar de los festejos coincidentes con el inicio de la primavera, para lo cual desde el pasado jueves se comenzó a implementar un vasto operativo de seguridad, tendiente a garantizar un desarrollo ameno y sin inconvenientes de las distintas actividades de esparcimiento.

Todos los accesos al circuito serrano cuentan con puestos de control.

Todos los accesos al circuito serrano cuentan con puestos de control.

Desde hace décadas, la tranquilidad de El Trapiche y La Florida muta en algarabía, música y diversión durante la celebración de esta efeméride juvenil, al coparse los hospedajes y campings no sólo el 21 de septiembre, sino durante toda la semana, como una suerte de adelanto de vacaciones. En los últimos años, a los citados destinos se han sumado otros sitios, como Potrero de los Funes, El Volcán, El Durazno y Estancia Grande, que también están contemplados por el operativo, que lleva adelante la Policía de la Provincia desde el jueves pasado.

Conforme a la información suministrada por el Departamento de Relaciones Policiales de la Jefatura Central, a la fecha ingresaron a las antes mencionadas localidades del circuito serrano más de 35.000 personas y alrededor de 7.500 vehículos. Esta masa turística percibe la seguridad desde el mismo ingreso, ya que en todos los accesos se han dispuesto controles, fortaleciéndose algunos permanentes.

Una de las principales premisas fijadas desde el punto de vista preventivo es la popularmente llamada “ley seca”, prohibiéndose el ingreso de alcohol. Hasta el momento, los uniformados han incautado unos 130 litros de distintas bebidas etílicas.

La "ley seca", una de las principales medidas en los controles policiales.

La “ley seca”, una de las principales medidas en los controles policiales.

El operativo implica a 540 efectivos, en tanto que por día están afectados en forma permanente más de 160 numerarios de los distintos departamentos de la Jefatura de Policía, como también de las unidades dependientes de la Unidad Regional Uno, con asiento en la ciudad de San Luis.

En los puestos de control se solicita a los conductores la licencia de conducir, tarjeta verde y seguro contra terceros, corroborándose también el uso de luces bajas encendidas y cinturón de seguridad.

En motos, el uso del casco protector es un requisito ineludible, mientras que a los ciclistas se les exige que sus rodados posean elementos refractarios y en las vestimentas.

El procedimiento, que estará vigente hasta el jueves 22 de septiembre inclusive, incluirá recorridos permanentes en las localidades durante las 24 horas.

 

Fuente y foto: Relaciones Policiales.