El artista de Quines exhibió, en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, un espectáculo único en el que realizó interpretaciones de géneros de música clásica, melódica, folclore, tango, rock y animé.

Tahiel Lucero se presentó en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo.

Tahiel Lucero se presentó en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo.

Este viernes a las 17:00, las personas que llegaban a la Casa de Gobierno observaron un teclado Yamaha de color negro que acaparaba todo el escenario del recinto. En primera fila, los padres del protagonista de la velada, esperando con un brillo en sus ojos la presentación de su hijo.

Las luces bajaron, como siempre sucede para iniciar el recital, y el pianista de 18 años tomó su posición detrás de su instrumento y comenzó a tocar las teclas blancas y negras con las que llevó a todos los asistentes a un viaje musical.

“Buenas tardes, es una gran emoción estar aquí”, dijo nervioso el joven artista, quien a lo largo del espectáculo se mostró compartiendo con los presentes tanto la historia de las melodías que interpretó, como sus sensaciones y emociones sobre las mismas.

El artista que hace poco actuó en Iguazú (Misiones), interpretó durante más de una hora canciones melódicas, folclóricas, roqueras, tangueras, clásicas y animé.

Entre los temas que interpretó Lucero, se destacan “Flores salvajes”, “Barroco”, “Taquito militar”, “Hijo de la luna” y “Corazón de niño”. Esta última es de Raúl Di Blasio, a quien el joven músico admira y se asimila a él, ya que Di Blasio cuando era pequeño iba todos los días en bicicleta a aprender piano, y Tahiel desde los nueve años va una vez por semana “a una maestra llamada ‘Tata’, una señora de 89 años, que vive en Villa Dolores”, explicó, y agregó que actualmente, un día al mes, viaja a Buenos Aires a las clases con un pianista del Teatro Colón.

El artista interpretó durante más de una hora canciones melódicas, folclóricas, roqueras, tangueras, clásicas y animé.

El artista interpretó durante más de una hora canciones melódicas, folclóricas, roqueras, tangueras, clásicas y animé.

Ingresar al Conservatorio Superior de Música “Astor Piazolla”, es uno de los objetivos y sueños que tiene el músico, a quien todos los asistentes aplaudieron, contemplaron y aclamaron. Incluso, en algunos momentos del recital, los que apreciaban el show sentían como estar viendo una película acelerada por el modo en que Tahiel tocaba.

“Voy a tocar ‘Fantaisie Impromptu’ de Chopin, que fue la que toque en Iguazú en concierto y la que presentaré en los Intercolegiales Culturales”, manifestó el joven, y agregó: “Poder ir a Iguazú y compartir con 750 chicos del mundo, donde lo que nos comunicaba era la música, no tiene precio, y más porque representaba a Quines y a mi provincia de San Luis”.

“Quiero agradecerle al Gobierno de la provincia por haberme ayudado e invitado”, expresó el músico, y concluyó: “Todo San Luis me ayudó y eso es lo más lindo que tiene la provincia”.

Lucero, tras el pedido del público para que tocara la canción favorita de él, cerró el show a lo más grande con la canción “Déjame que me vaya”, que fue acompañado por los aplausos de todos los asistentes.

El Ciclo Cultural volverá a tener un show el próximo martes 30 de agosto, a las 17:00 y con entrada libre y gratuita, cuando se presente el tanguero Pablo Campero.

Nota: Pablo Lucero.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Guillermo Ramón.

Edición: Fernando Testi.

Corrección: Mariano Pennisi.