Tras haberse consagrado quíntuple campeón argentino de ajedrez, el entrenador de la Escuela de Talentos de la Universidad de La Punta, y segundo tablero del país, se subió al podio del Campeonato Panamericano Rápido 2016. Su próximo objetivo: las Olimpíadas de Ajedrez de Bakú, donde representará al país, entre otros ajedrecistas, junto a su alumna y flamante bicampeona argentina de ajedrez, Ayelén Martínez.

Flores alcanzó una nueva hazaña deportiva que lo posiciona en lo más alto del ajedrez nacional.

Flores alcanzó una nueva hazaña deportiva, que lo posiciona en lo más alto del ajedrez nacional.

Definitivamente 2016 es el año del Gran Maestro Diego Flores. Recientemente, el entrenador de la Escuela de Talentos de la Universidad de La Punta (ULP) y segundo tablero del país se coronó pentacampeón argentino de ajedrez, y hace apenas unos días volvió a subirse al podio, esta vez para celebrar su triunfo en el Campeonato Panamericano Rápido 2016.

Disputada del 13 al 15 de agosto en el anexo de la Bolsa de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires, esta importante cita ajedrecística reunió a 134 representantes de todo el continente americano. Entre ellos se encontraban jugadores de la talla de los GM argentinos Federico Pérez Ponsa, Sandro Mareco y Alan Pichot, y de los Maestros Internacionales (MI) Pablo Salinas Herrera (Chile) y Daniel Fernández (Estados Unidos).

Luego de 11 reñidas rondas disputadas por sistema suizo a 15 minutos, en las que consiguió 9 victorias y 2 empates, Flores se consagró campeón. Cabe destacar que, al subirse al podio del Campeonato Panamericano Rápido 2016, ganó el derecho a disputar el “World Rapid and Blitz Championship 2016” -el mundial de la especialidad-, que tendrá lugar en Doha, Qatar, del 25 al 31 de diciembre de este año.

Sin dudas, una nueva hazaña deportiva que posiciona al entrenador de la Escuela de Talentos en lo más alto del ajedrez nacional.

Jugar contrarreloj

Pero, ¿qué se pone en juego en partidas de este tipo? “En la modalidad blitz y ajedrez rápido se piensa, se reflexiona constantemente y en poco tiempo”, comentaron desde el Programa Ajedrez de la ULP. Y compararon: “Basta recordar que una partida a ritmo clásico puede durar cuatro horas promedio (por ejemplo, las que jugaron Flores y Ayelén Martínez para ser los actuales campeones argentinos de ajedrez), mientras que una de ajedrez rápido no supera la media hora”.

En esos pocos minutos, los ajedrecistas se enfrentan a una exigencia mayor a la que se vive en una partida habitual. “Cada error puede ser una fatalidad, si tenemos en cuenta que un jugador dispone de menos tiempo para revertir la situación. Lo cierto es que todo gran ajedrecista debe tener un buen nivel de blitz, ya que siempre se suele definir alguna partida bajo esta presión. Sin dudas Diego lo interpretó así, y se prepara de la mejor manera para las Olimpíadas 2016”, destacaron.

Próximo objetivo: las Olimpíadas de Bakú

Ya está todo listo para que la delegación argentina parta con destino a Bakú, Azerbaiyán, donde se disputará la 42ª Olimpíada de Ajedrez. Entre sus integrantes se encuentran Flores y la Maestro Internacional Femenino y actual campeona argentina de ajedrez, Ayelén Martínez. Entrenador y alumna son los únicos representantes del interior del país.

Como integrantes del equipo masculino y femenino, respectivamente, tendrán la difícil tarea de representar no sólo a nuestro país, sino también a la provincia de San Luis, frente a las potencias ajedrecísticas del mundo. “Lo vivimos con muchas ganas, ansiedad y expectativas de hacer la mejor actuación posible”, había afirmado Flores.

 

Nota: Prensa Universidad de La Punta.

Foto: Gentileza Esteban Allo.

Contenidista: Pablo Lucero.