El gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, inició las obras en la localidad del departamento Pringles. Se trata de seis cuadras de pavimento e iluminación que implicó una inversión de $2.524.614,28 por parte del Gobierno provincial; realizará la tarea la empresa SEMI SA. “Queremos que en San Luis haya trabajo, esperanza y progreso”, transmitió el jefe de Estado.

El gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, inició las obras en Saladillo.

El gobernador de la Provincia, Alberto Rodríguez Saá, inició las obras en Saladillo.

En la tarde del lunes, el primer mandatario puntano se trasladó hasta Saladillo para poner en marcha obras que beneficiarán a sus habitantes. El acto comenzó pasadas las 15:30 en la histórica Escuela Nº 113 “Juan Ortiz Estrada”. Al establecimiento asisten 88 alumnos entre nivel inicial, primario y secundario básico.

Los niños, arropados para defenderse del frío, aguardaron al primer mandatario en la entrada de la antigua escuela fundada en 1854. En otro de los laterales las maestras de nivel inicial ofrecían chocolate caliente a los invitados y vecinos del pueblo que se acercaron a participar de la actividad.

“Saladillo es una de las localidad más antiguas de la provincia de San Luis, está antes que muchos pueblos, porque la gente buscaba los mejores lugares en las sierras de San Luis”, inició Rodríguez Saá.

Continuó recordando que el primer antecedente que hay sobre Pringles es el acta de bautismo en Saladillo: “Nació en Los Tapiales según cuenta la tradición oral, donde allí estaban los padres de Pringles, don Gabriel Pringles y doña Andrea Sosa, quien fue descendiente de Juana Koslay”.

El gobernador aseveró que la localidad tiene una historia hermosa que se debe reconstruir: “La historia de la iglesia, y de quienes vivieron acá. No importa que no pasara el ferrocarril porque este lugar era el puerto para entrar o salir de la montaña, el vínculo entre la pampa y la montaña, eso es Saladillo”.

El primer mandatario puntano evocó a su vez que una de las tierras de Saladillo fue de don Hipólito Yrigoyen, a lo igual que Víctor W. Endeiza quien fue gobernador de San Luis.

Agregó también que “el cementerio de Saladillo debe ser uno de los más antiguos de San Luis y debe atesorar las almas de los grandes criollos de esta zona”.

Los niños saludaron al primer mandatario en la entrada de la antigua escuela fundada en 1854.

Los niños saludaron al primer mandatario en la entrada de la antigua escuela fundada en 1854.

En referencia a las obras de pavimento e iluminación, Rodríguez Saá sostuvo: “Estamos aquí porque vinimos a hacer una obra para mover la provincia, porque el país está parado, hay muchos problemas, el tarifazo, el aumento de la luz, el gas, los despidos, pero en San Luis queremos que sea distinto. Nosotros entre la opción de gobernar para los poderosos o para los humildes, elegimos gobernar para los humildes que es lo que sentimos que nace desde nuestro corazón y desde nuestras ideas”.

Al finalizar su mensaje, el gobernador afirmó: “Queremos poner la provincia en marcha para que haya trabajo, esperanza, progreso y escuchamos todos los sueños que nos contó el intendente, lo cual nos llena de optimismo”.

Asistieron a la actividad el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce; el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich; sus pares de Gobierno, Justicia, Culto y Transporte, Eduardo Mones Ruiz; de Desarrollo Social, Alida García Peanú; de Educación, Marcelo Amitrano; la secretaría de Urbanismo, Vivienda y Parques; Ángela Gutiérrez de Gatto; el intendente de Saladillo, Héctor Camilli; funcionarios del gabinete provincial y legisladores.

Camilli señaló que “Saladillo es un pueblo distinto, es un lugar con una carga histórica hermosa que estamos comenzando a valorar y a aprender de muchas cosas que no conocíamos, que vamos a comenzar a dejar plasmado con cartelería; tenemos una de las iglesias más viejas de la provincia, una leyenda muy linda del Río Quinto, esa historia la queremos volver a encontrar y le quiero agradecer porque gracias a su gestión el dique se llama Saladillo al igual que la autopista y eso nos hace más conocidos y más nombrados”.

El jefe comunal le trasmitió también a Rodríguez Saá que “hoy usted viene a embellecerlo, a dar inicio a las obras para que este lugar sea más limpio, a que tenga más valor, con este tipo de obras como el asfalto y la iluminación”.

Las seis cuadras de pavimento e iluminación significaron una inversión de $2.524.614,28 por parte del Ejecutivo provincial y lo llevará adelante la empresa SEMI SA.

Héctor Camilli, intendente de Saladillo

Nota: Cinthia Agüero Patafio.

Fotos: Luciano Grangetto.

Video: Guillermo Ramón.

Edición: Fernando Testi.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Pablo Lucero.