Luego de la capacitación en “Gestión de suelo y agua en la Cuenca del Morro”, el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción ofreció este miércoles un curso sobre sistemas silvo-pastoriles, dirigida a ingenieros agrónomos matriculados y profesionales afines. Esta herramienta permite -a partir de la forestación- recuperar zonas con problemas de agua y, al mismo tiempo, aprovechar este recurso para otras actividades agropecuarias.

La capacitación tuvo lugar este miércoles en la Estación Experimental del INTA, en Villa Mercedes.

La capacitación tuvo lugar este miércoles en la Estación Experimental del INTA, en Villa Mercedes.

Como parte del ciclo de capacitaciones obligatorias a ingenieros agrónomos matriculados y profesionales afines que deseen participar en la confección de los planes de manejo del suelo, exigidos a los establecimientos que forman parte de la Cuenca del Morro, la cartera medioambiental brindó una charla centrada en los beneficios del sistema silvo-pastoril. La actividad tuvo lugar este miércoles en la Estación Experimental del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), en Villa Mercedes.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de representantes del INTA San Luis, el Colegio de Ingenieros Agrónomos y Profesiones Afines, y el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción. La actividad incluyó aspectos como el manejo integrado silvo-pastoril en forestaciones implantadas y bosques nativos, y la experiencia del aprovechamiento de la madera con aserraderos portátiles.

El disertante de la actividad fue el reconocido especialista y consultor privado Aldo Rudi. “Este enfoque silvo-pastoril responde al hecho de que San Luis se presenta como una provincia ganadera muy importante. Es un sistema que permite -a partir de la forestación- recuperar zonas con problemas hídricos y, al mismo tiempo, aprovechar el recurso para otra actividad, en este caso, la ganadería”, explicó.

Y amplió: “Es continuar con el trabajo ganadero, agregándole la producción forestal. Por ejemplo, nosotros estamos produciendo 30 kg de ganado por hectárea año. En el mismo sitio pueden producirse entre 22 y 25 metros cúbicos de madera por hectárea año. Es maravilloso agregar a la misma superficie otra alternativa. La producción ganadera se optimiza cuando está la parte forestal”.

Finalmente, el especialista se refirió a la emergencia ambiental en la Cuenca del Morro: “Aunque suene raro, es una bendición. Ante un problema de estas características estamos obligados a buscar la solución y esto significa un enriquecimiento para la naturaleza humana. Hay que agudizar el ingenio, hacer inversiones. Esto siempre potencia el beneficio, tanto en la calidad humana como en el resultado natural”, argumentó.

Estrategia silvo-pastoril en El Morro

El sistema silvo-pastoril (silvo = árbol / pastoril = pasturas) es una combinación entre la producción de madera y la producción de carne. En este caso de emergencia hídrica se plantea utilizar la forestación para el consumo de agua y, además, aprovechar las condiciones que brindará esta acción para realizar ganadería u otro tipo de explotación.

 

Nota y foto: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Marina Menseguez.