El empate del “Juve”, 1 a 1, ante Gimnasia de Jujuy abrió interrogantes en la carrera por mantener la categoría. En la tarde del lunes, la victoria de Central Córdoba, por 2 a 0, ante Almagro dejó nuevamente al equipo puntano en zona descenso directo.

Juventud, nuevamente en zona de descenso.

Juventud, nuevamente en zona de descenso.

La victoria de Central Córdoba por 2 a 0 llevó nuevamente a Juventud al último lugar en la zona de los promedios cuando sólo quedan dos fechas para la finalización de la Primera “B” Nacional.

Si bien Juventud depende de sí mismo para conseguir la salvación, deberá ganar los dos encuentros que le quedan ante Atlético Paraná, en Entre Ríos y ante Douglas Haig, en San Luis; y mirará de reojo, lo que haga Central Córdoba en sus últimas dos presentaciones.

La pelea por no descender está planteada y dos son los equipos que buscarán la salvación en las dos fechas finales del torneo: Juventud de San Luis (1,105) y Central Córdoba (1,130) jugarán las últimas cartas para ver cuál continúa en el Nacional “B”.

Varios equipos están cerca de la zona de descenso, y a falta de dos fechas parece que la definición será entre puntanos y santiagueños.

Si el conjunto “Auriazul” consigue seis puntos en las dos fechas restantes continuará en el certamen nacional en la próxima temporada. Si el “Juve” logra sumar 4 unidades, deberá esperar que Central Córdoba pierda puntos en al menos uno de sus encuentros restantes para conseguir la salvación.

Si Juventud suma 3 unidades, deberá esperar que Central Córdoba no sume 4 de los 6 puntos en juego para seguir en la categoría, y si los santiagueños suman 3 unidades, ante la igualdad de puntos logrados (3 de 6) se jugará un encuentro desempate. En tanto que si ambos suman 6 puntos, mandarán a un tercero en discordia al Federal “A”: Atlético Paraná, Independiente de Mendoza o All Boys. Por último, si Juventud suma 1 o 2 puntos perderá la categoría.

La definición entrará en su punto cúlmine y Juventud buscará salvarse del descenso.

Es claro que la definición apunta a santiagueños y puntanos, por la posición que ocupan en la tabla de los promedios y por las campañas realizadas hasta el momento, pero también hay que esperar lo que suceda con varios equipos que aún no están a salvo y se pueden involucrar en la pelea por no caer.

El caso más saliente es Atlético Paraná (1,213) que tiene que jugar con Juventud y Central Córdoba en las dos últimas fechas, en lo que serán dos finales. El “Gato” paranaense, en caso de perder ambos encuentros podría quedar en la puerta del descenso.

También Independiente de Mendoza (1,170) se encuentra complicado con el promedio y tendrá que sumar en las últimas presentaciones para no sufrir.

Otro equipo que aún no se salvó es All Boys (1,172) y tendrá que sumar al menos 3 puntos para no volver a la “B” Metropolitana.

Nota y foto: Jorge Gallego.