Técnicos del COSAFI identificaron cerdos positivos a triquinosis en Papagayos y procedieron a su decomiso y posterior envió a faena sanitaria controlada. Los trabajos se desarrollaron tras la detección de casos humanos en un campo de la localidad. La cartera de Medio Ambiente, Campo y Producción promueve que las tareas de faena se realicen en frigoríficos habilitados para asegurar la higiene y sanidad tanto de los animales como de los seres humanos.

Las faenas se deben desarrollar en frigoríficos habilitados que garanticen la calidad higiénica y sanitaria del proceso, del animal y, por consiguiente, de la salud humana.

Las faenas se deben desarrollar en frigoríficos habilitados que garanticen la calidad higiénica y sanitaria del proceso, del animal y, por consiguiente, de la salud humana.

Técnicos del Programa Control Sanitario y Fiscal (COSAFI) dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción, se trasladaron a Papagayos para proceder a la identificación y decomiso de 19 porcinos de un campo de la localidad. Las acciones se desarrollaron luego de que se detectaran casos humanos de triquinosis por el consumo de chorizos faenados de manera casera y particular.

En compañía del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, el COSAFI identificó mediante caravanas la existencia de 19 porcinos en el campo, los cuales, a partir de la Ley Provincial de Control Sanitario Animal IX-559/07, fueron enviados a faena sanitaria controlada para erradicar la enfermedad y evitar más contagios.

Desde la cartera ministerial informaron que la época otoño/invernal se caracteriza por la realización de faenas caseras para elaboración de chacinados. Al desarrollarse de manera particular, estos procesos sobre los porcinos no siempre llevan consigo todas las medidas y controles sanitarios correspondientes para detectar el parásito (triquina) causante de la enfermedad.

Es por ello que el Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción promueve que las faenas se lleven adelante en frigoríficos habilitados que garanticen la calidad higiénica y sanitaria del proceso, del animal y, por consiguiente, de la salud humana. Los frigoríficos que se encuentran distribuidos en diferentes localidades provinciales poseen laboratorios para análisis y detección de triquinosis. Lo mismo sucede en San Luis capital con el Laboratorio del Campo que ofrece este servicio con precios subsidiados para los productores puntanos.

 

Nota: Prensa Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción.

Foto: Gentileza El Diario de la República.