El ciclista italiano que sufrió una caída en el último Tour de San Luis no sólo recibió el alta médica, sino que volvió a entrenarse arriba de su bicicleta. “Dicen que en la vida es importante sentirse vivo. En estos días comencé a hacerlo”, expresó en su Twitter.

Italia, el Movistar, el mundo del ciclismo y tal vez todos los deportistas del mundo festejan esta excelente noticia. Es que luego de haber sufrido la caída en el último Tour de San Luis, y tras estar varios días internado en la provincia, en Buenos Aires y en Europa, el pedalista Adriano Malori volvió a subirse a su bicicleta. En Canossa (Reggio Emilia), a pocos kilómetros de su casa, realizó un entrenamiento sobre la ruta.

“Dicono che nella vita sia importante sentirsi vivi! In questi giorni ho ricominciato a esserlo…” (“Dicen que en la vida es importante sentirse vivo. En estos días comencé a hacerlo), escribió en su cuenta de Twitter y acompañó su publicación con una foto en donde se lo puede ver sonriente y con toda la ropa del Movistar.

Según varios medios de Italia, Malori, luego de meses de rehabilitación y gracias a un gran esfuerzo personal, volvió a entrenarse con total normalidad y ahora apunta a estar en las próximas competencias de su equipo para volver a abrazar el manillar, al menos, durante una contrarreloj, una especialidad en la que supo ganar la medalla de plata en el Campeonato Mundial de Richmond.

La noticia la dio a conocer la Secretaría de Estado de Deportes de San Luis, quien en constante comunicación con su mánager, Giovani Lombardi, siguió paso a paso la recuperación del talentoso ciclista italiano que, sin dudas, en unos días volverá a las grandes competencias.

Nota y foto: Prensa Secretaría de Deportes.