La ministra de Ciencia y Tecnología participó de una ronda de consulta internacional, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación, que contó con la participación de expertos en materia educativa, y referentes de innovación tecnológica. El objetivo es poner en común las perspectivas sobre infraestructura tecnológica para la educación digital en Argentina.

La ministra de Ciencia y Tecnología participó de una ronda de consulta internacional, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación.

La ministra de Ciencia y Tecnología participó de una ronda de consulta internacional, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación.

Desde las 9:00, en el Espacio Fundación Telefónica, la ministra de Ciencia y Tecnología, Alicia Bañuelos, participó de una ronda de consulta internacional, organizada por el Ministerio de Educación de la Nación.

En la oportunidad, Bañuelos expuso sobre los proyectos que se están llevando a cabo en San Luis, como “Escuelas a Mil”, que conectará a cada escuela con fibra óptica y un ancho de banda de 1.000 Mbps; las plataformas digitales con cobertura territorial para la formación de alumnos, docentes y padres; y la evaluación de calidad educativa.

Otros de los puntos centrales que desarrolló, está relacionado con la importancia que tiene el aprendizaje de la programación en los niños. Bañuelos explicó que, en base a dos estudios internacionales (el efecto Flynn y la prueba Torrance), se determinó que en los últimos años el coeficiente intelectual de los niños ha subido mientras que la creatividad ha disminuido.

La ministra explicó que esto se debe a que los niños han adquirido una mayor capacidad para resolver problemas lógicos formales y ejemplificó: “Hace unos años un niño veía un dibujo animado por televisión y éste personaje era bueno o era malo y eso estaba claro desde el principio; ahora los personajes tienen avatares, a veces son buenos, otras veces malos, son muy complejos, pero el niño adquirió la capacidad de reconocerlo”.

“Toda nuestra sociedad es cada vez más compleja, y las personas tenemos un mayor entrenamiento a resolver problemas lógicos formales, incluso desde nuestra más tierna infancia”, reflexionó.

Por otra parte, la ministra Bañuelos consideró que con el paso de los años se fueron modificando ciertas actitudes, como por ejemplo dejar de jugar en la calle, o ir caminando a la escuela, para pasar a tener chicos con una agenda de actividades cronometradas y poco tiempo libre. “El niño deja de ser creativo porque tiene muchas menos libertades; ¿qué tiempo del día le dejamos para que él juegue y ponga sus reglas?, e incluso el niño necesita tiempo para aburrirse para poder ser creativo”, ejemplificó.

“Hoy un chico va a la escuela donde está todo reglado, hay reglas para todo; después juega al fútbol, en un lugar donde un señor pretende que juegue como juegan los jugadores de primera, otra vez todo reglado; ya no juegan al fútbol en la esquina de la casa y arman sus propias reglas; el chico está lleno de actividades, a la mañana, a la tarde, a la noche, lo llevan y lo traen y siempre le dicen cómo es la regla, jamás puede inventar una regla distinta; no puede ser creativo porque no le dejan espacio para ser creativos, no lo dejan generar nuevas reglas”, indicó.

“Esta falta de libertad, de tener un espacio donde practicar diferentes cosas, es la razón por la cual se ve una disminución en el índice de creatividad”, planteó.

En este contexto, Bañuelos explicó que la escuela “te da un problema y no sólo tenés que resolverlo, sino que tenés que hacerlo como lo hace la maestra”, mientras que “en la vida real, uno siempre encuentra que para un problema hay varias soluciones y ponerse en esa situación de escuchar las soluciones de otro y vos ponerte en otro lugar donde puedas verte, esto te genera creatividad”.

“Tenemos que encontrar un espacio donde la primera regla que se rompa sea la de la escuela, es decir que todo problema tiene más de una solución. Tenemos que encontrar un espacio donde lo que importe es el camino a obtener la solución: esto es la programación”, consideró.

De la ronda de consulta internacional participaron el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich; el titular de Educ.Ar, Guillermo Fretes; y expertos en educación y tecnología a nivel nacional y de Inglaterra, España, Brasil, Estados Unidos, entre otros.

Esta ronda de consulta busca determinar cuál modelo de implementación tecnológica es mejor para desarrollar proyectos de educación digital en el contexto de la Argentina. Las actividades tuvieron como objetivo compartir experiencias regionales sobre las estrategias de implementación de infraestructura tecnológica en los diferentes niveles del sistema educativo.

 

Nota: Emanuel Lorenzoni – Prensa del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Fotos: Gentileza.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista:  Marina Menseguez.