El 1º de abril de 1908 se estableció como fecha fundacional del Club Atlético San Lorenzo de Almagro, día de su primera asamblea extraordinaria. Cumple 108 años de vida y en esta efeméride entérese cómo se “cambió de barrio”

a

Hector Scotta, sinónimo de gol en el San Lorenzo bicampeón del 72.

Para homenajear a uno de los equipos grandes del fútbol argentino en el día de su cumpleaños, podíamos hablar de aquel equipo de la década del 40 que paseó su gloria por España y Portugal con René Pontoni, Armando Farro y Francisco De la Mata como estandartes, o de “los Matadores” que obtuvieron cuatro títulos en siete años (del 68 al 74) de la mano de dos temibles goleadores como el “Gringo” Héctor Scotta y el “Lobo” Rodolfo Fischer.

También pudimos recordar los últimos logros internacionales: Copa Mercosur 2001, Sudamericana 2002 o la Libertadores 2014 pero preferimos hablar de lo que hace a nuestra idiosincrasia: el barrio, eso que hace tan especial al fútbol de estas latitudes y mueve pasiones que la razón no puede explicar.

Desde un año antes los muchachones de la parroquia ubicada en la calle México 4050 desafiaban a los equipos de otros barrios bajo el nombre “los Forzosos de Almagro”. Jugaban en la calle hasta que uno de ellos, “Juancito” Abondanza fue a parar contra un tranvía de la línea 27. El padre Lorenzo Massa vio lo sucedido y les hizo reflexionar sobre los peligros de jugar en la calle. Acto seguido, cedió los terrenos dentro de la iglesia y les fabricó los arcos para que jugaran allí, ¿el cobro?, ir a misa los domingos y estudiar el catecismo. Una oferta imposible de rehusar.

Llegó el 1º de abril de 1908, tras muchos triunfos, había que darle formato de club a esta pasión iniciada en la esquina de México y 33. San Lorenzo de Almagro, en homenaje al santo, a la batalla y al padre Massa también. La mayoría de los miembros fundadores vivían en el barrio porteño de Almagro en los límites con Caballito pero Boedo no existía como tal.

El mítico estadio de Avenida La Plata, “el Gasómetro”, inaugurado en 1916, estaba ubicado inicialmente en Almagro. El 11 de junio de 1968, la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires creó el barrio de Boedo, mediante la Ordenanza N° 23.698. San Lorenzo “se mudaba sin salir de casa” pero ya “los Matadores” comenzaban a marcar su impronta, por eso la hinchada estrenaba cánticos que incluían al nuevo solar: “Desde Boedo salió el nuevo campeón”.

 

Nota y contenidista: Adolfo González.

Foto: Internet.

Corrección: Berenice Tello.