La prórroga comienza este martes y se extenderá por un lapso de 180 días. La normativa propone establecer los requisitos sanitarios en Brucelosis y Tuberculosis Bovina para San Luis, Buenos Aires, Córdoba, La Pampa, Entre Ríos y Santa Fe. San Luis había propuesto una alternativa superadora para aplicar en la provincia.

San Luis había propuesto una alternativa a la Resolución 38 consensuada en la COPROSA.

San Luis había propuesto una alternativa a la Resolución 38 consensuada en la COPROSA.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) decidió establecer una nueva prórroga a la aplicación de la Resolución Nº 38/15. A partir de esta medida se proponen 180 días, desde este martes 15 de septiembre, para poner en vigencia los nuevos requisitos sanitarios que el ente establece en Brucelosis y Tuberculosis Bovina para autorizar los movimientos bovinos y bubalinos. La normativa incluye a las provincias de San Luis, Córdoba, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa y Santa Fe.

Es importante recordar que la Resolución 38 fue aprobada el 9 de febrero de este año y que el 15 de marzo siguiente fue prorrogada por “cuestiones climáticas” (según la comunicación oficial de SENASA) por un lapso de 180 días. En este sentido, esta primera prórroga finaliza en el día de la fecha.

A partir del análisis que realiza el ente que regula las cuestiones sanitarias agroalimentarias a nivel nacional, las condiciones climáticas no han mejorado en este lapso de tiempo sino que, por lo contrario, han sido desfavorables; principalmente en la provincia de Buenos Aires que se ha declarado en emergencia a partir de las inundaciones.

En esta dirección, SENASA considera que “dichas circunstancias climáticas desfavorables, alteran las condiciones necesarias para el adecuado movimiento de animales en las zonas afectadas y entre dichas zonas afectadas y el resto del Territorio Nacional”.

Es por lo esbozado en el comunicado que el ente decidió prorrogar la entrada en vigencia de la Resolución 38, con el objetivo de utilizar este lapso para monitorear los sistemas productivos de las zonas afectadas.

Por otro lado, es necesario recordar que San Luis había propuesto una alternativa superadora que fue consensuada por todos los órganos que componen la Comisión Provincial de Sanidad Animal (COPROSA). Se trata del Plan de Acción Sanitaria en Brucelosis y Tuberculosis que resulta más viable de aplicar en la provincia por las condiciones que presenta San Luis. Este Plan fue presentado ante el SENASA para su evaluación el pasado 13 de julio y expuesto ante las restantes provincias y el propio ente el 1° de septiembre.

En este sentido, el jefe del Programa Tecnificación y Producción Agropecuaria del Ministerio del Campo, Martín Rodríguez, afirmó que la provincia iniciará el abordaje provincial de Brucelosis y Tuberculosis a partir de la propuesta de la COPROSA.

La propuesta alternativa de San Luis sugería:

Para Tuberculosis:

-Creación de un sistema de vigilancia epidemiológica para la determinación de prevalencia de la enfermedad con posteriores estrategias de control utilizando las plantas faenadoras.

-Estas tareas permiten determinar lesiones compatibles con la enfermedad y realizar abordajes en los establecimientos de origen de los animales afectados.

Para Brucelosis:

-Se solicita que se convalide el Decreto Provincial Nº 4804/12 que controla el movimiento interno y externo de animales. El mismo solicita certificación negativa a Brucelosis para bovinos machos enteros, hembras mayores de 18 meses (con distintas exigencias para diferentes destinos propuestos por COPROSA), y caprinos machos y hembras mayores de seis meses.

-Además se propone establecer un sistema de vigilancia epidemiológica en establecimientos con animales positivos a Brucelosis.

 

Nota y foto: Federico Berardo – Prensa Ministerio del Campo.

Corrección: Berenice Tello.

Contenidista: Jorge Gallego.