La propuesta del Subprograma Mujer y Comunidad retomó la actividad luego del receso de invierno. Visitaron las escuelas “Manuel Belgrano” y “Mauricio P. Daract”.

Alumnos de la Escuela Manuel Belgrano recibieron la capacitación.

Alumnos de la Escuela Manuel Belgrano recibieron la capacitación.


Con la idea de prevenir la violencia de género y familiar, el Subprograma Mujer y Comunidad, del Ministerio de Inclusión Social, recorre las escuelas capitalinas con el taller “Construyendo vínculos sanos”. La propuesta, que retomó sus recorridos tras las vacaciones de invierno, esta semana visitó las escuelas “Manuel Belgrano” y “Mauricio P. Daract”, donde ofrecieron el taller para los chicos de los últimos años del secundario.
La charla se brinda en escuelas públicas y privadas y aborda los rasgos de las relaciones de pareja. Los profesionales de Mujer y Comunidad trabajan sobre los factores a tener en cuenta para detectar los rasgos negativos y positivos de una relación.

La jefa del Subprograma Mujer y Comunidad, Cristina Bustos Fara, manifestó que generalmente en la adolescencia, las parejas pasan por una “etapa simbiótica, de gran apego, en la cual disminuye el contacto con los amigos y otros vínculos cercanos, y que la condición para estar de novios no puede ser el aislamiento”. En contraste, remarcó que “se debe tener proyectos en común, pero también propios”, y que “si antes de estar de novios hacían deportes, danzas o tocaban un instrumento, deben continuar haciéndolo”.

Durante el taller, los disertantes precisaron que “es muy importante no invadir los espacios individuales, y al mismo tiempo ser uno mismo, mantener la individualidad”, y que “lo que debe unir es la confianza y el respeto”. También se explicó que hay modelos que asignan “ciertas conductas esperables a hombres y mujeres”, por lo que “la raíz del problema de la violencia en las parejas, es cultural”.

Sobre los síntomas de una relación conflictiva, explicaron que “hay que estar atentos al individualismo, al trato del otro como cosa, a la falta de proyectos individuales, al intento de cambiar a la otra persona, a la actitud posesiva, y a la impulsividad seguida del arrepentimiento”.

Mientras que, para establecer un vínculo sano, indicaron que “jamás hay que descalificar a la pareja ni desvalorizarla”. Además, detallaron que “debe haber confianza, libertad, diálogo con pares y con la familia, tolerancia, ser creativos y cuidar al otro”.

Para hacer frente al problema, se recomendó hablar del tema y si se está frente a una relación violenta, buscar ayuda. Para ello, se indicó que el Subprograma Mujer y Comunidad brinda contención, asistencia y asesoramiento en el tercer piso de la ex Casa de Gobierno, por calle Ayacucho. Precisaron que también se puede consultar por teléfono a los números 0266 / 4451109 o 4451128.

Personal del Subprograma Mujer y Comunidad capacitaron a chicos de la Escuela Mauricio P. Daract.

Personal del Subprograma Mujer y Comunidad capacitaron a chicos de la Escuela Mauricio P. Daract.

Nota y foto: Darío Calderón – Prensa Ministerio de Inclusión Social.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Rosana Freite.