En un acto desarrollado en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo y en el marco del Plan Mi Casa, Mi Escritura, el gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, hizo entrega de 80 documentos a beneficiarios, de distintos puntos de la provincia. Además, en la oportunidad entregó 45 certificados de readjudicación de viviendas a familias de varias localidades del interior.

Son 80 los beneficiarios de distintos puntos de la provincia que recibieron los certificados.

Son 80 los beneficiarios de distintos puntos de la provincia que recibieron los certificados.

Minutos después de las 18:00, 44 vecinos de La Toma, 26 de la ciudad de San Luis, 4 de Concarán, 3 de Juana Koslay, 2 de Merlo y 1 de Villa Larca recibieron las escrituras de sus viviendas que tienen por objeto dar tranquilidad y seguridad jurídica a todas aquellas familias que viven en una casa construida por el Estado provincial.

“Este trabajo forma parte de la política de vivienda provincial, que desde hace 30 años es muy fuerte, agresiva y de mucha justicia social, que permite facilitarle el acceso a la vivienda a todas las familias”, dijo el gobernador.

Acompañaron al primer mandatario puntano, la ministra de la Vivienda, Cecilia Lucero; el ministro de Inclusión Social, Gastón Hissa; el ministro del Campo, Gonzalo Amondarain; el intendente de San Martín, Carmelo Mirábile; funcionarios y familiares de los beneficiarios.

“En nuestra gestión vamos a entregar 13.000 viviendas que se suman a las más de 60.000 acumuladas en San Luis”, expresó Poggi y aseveró que “más de la mitad de la población de la Provincia vive en casas accesibles y dignas”.

 El gobernador junto a los readjudicatarios de vivienda en el salón blanco.

El gobernador junto a los readjudicatarios de vivienda en el salón blanco.

“Además de construir vivienda, nos propusimos dar un paso más que fue el de ayudar en los papeles de las casas”, manifestó el gobernador, ya que el Plan Mi Casa, Mi Escritura, sirve para facilitar la escrituración de las casas; para ello se hizo un acuerdo con el Colegio de Escribanos por el cual los beneficiarios abonan un monto total de $500 u $800, a pagar en cuotas de $100 y “esto les brinda seguridad jurídica, al inmueble y a la familia”, agregó.

Además, el primer mandatario entregó 45 certificados de readjudicación de viviendas a familias de Villa Mercedes, Buena Esperanza, Cortaderas, Tilisarao, La Punta, Merlo, La Toma, Naschel, Quines, Luján, Juana Koslay y San Luis.

El Gobierno de la provincia readjudica las viviendas a aquellos grupos familiares que las habitan desde hace tiempo, teniendo que cumplir un mínimo de requisitos, como habitarlas de forma pacífica e ininterrumpida por más de tres años, no tener catastros positivos en San Luis ni en la provincia de origen (en caso que hayan nacido en otras provincias), acreditación de un ingreso mínimo, no tener denuncias de usurpación.

De esta forma, se evita que las viviendas sociales sean vendidas, alquiladas o prestadas ya que no es la finalidad para la cual fueron creados los planes habitacionales. “También readjudicamos viviendas a 45 familias que desde hoy pasan a ser titulares de las casas”, expresó el gobernador.

Andrea Valdez, una de las readjudicatarias, dijo emocionada: “Esta es la casa de mis hijos” y agregó que “hace 10 años que vivimos en San Luis y lo que nos pasa hoy, es un sueño cumplido”.

Además, durante el acto, se entregaron las llaves a 11 familias de diferentes puntos de la provincia, que con la ayuda del Estado provincial lograron levantar sus casas, en el marco del Plan Solidaridad.

Los beneficiarios se mostraron emocionados por cumplir sus sueños.

Los beneficiarios se mostraron emocionados por cumplir sus sueños.

Video: Andrea Valdez, readjudicataria

Nota: Jorge Gallego.

Fotos: Marcelo Lacerda.

Video: Guillermo Ramón.

Corrección: Mariano Pennisi.

Contenidista: Rosana Freite.