Sólo habían pasado algo más de media hora, cuando la dueña de una moto robada en el barrio Lucas Rodríguez de la ciudad de San Luis, recibió la buena noticia de parte de la Policía que el “vehículo había sido encontrado en un descampado”. En el mismo lugar, los efectivos hallaron otra, que también sería robada.

Las motos estaban escondidas en un descampado del barrio Pucará.

Las motos estaban escondidas en un descampado del barrio Pucará.

En un rápido y conjunto trabajo, personal de la Comisaría Tercera y de la Subcomisaría 23 encontraron dos motos en un terreno descampado ubicado en el Barrio Pucará, en el sur de la ciudad capital. Una era una Motomel BLITZ 110 negra y la otra una Zanella 150 gris.

La Motomel había sido robada desde la puerta de una vivienda del barrio Lucas Rodríguez. Su dueña denunció el hecho y la Policía siguió la pista de la costanera del Río San Luis que une precisamente ese barrio con el Pucará. En un descampado pero con algunos yuyos altos encontraron el rodado abandonado.

Grande fue la sorpresa cuando en ese mismo lugar encontraron otra moto, en este caso, una Zanella 150 CC color gris, que también sería robada.

Hasta el momento no hay detenidos pero se presume que el o los autores del hecho vivirían cerca de donde se encontraron los rodados.

La Motomel había sido robada desde la puerta de una vivienda del barrio Lucas Rodríguez.

La Motomel había sido robada desde la puerta de una vivienda del barrio Lucas Rodríguez.