A los 44 años y después de una gran participación en las Olimpiadas de Tromsø 2014, Gilberto Hernández Guerrero, director de la Escuela de Talentos de la ULP, vuelve a posicionarse como el mejor ajedrecista mexicano. Junto a su esposa, la Gran Maestra Claudia Amura, es uno de los máximos referentes del juego ciencia en la provincia.

Gilberto Hernández Guerrero el Nº 1 de México que forma talentos en la ULP.

Gilberto Hernández Guerrero el Nº 1 de México que forma talentos en la ULP.

No hay dudas de que San Luis es cuna de grandes talentos deportivos, que triunfan en la Argentina y el mundo. Pero también es el hogar de destacadas figuras internacionales, que con su trayectoria y experiencia, hacen grande la historia del deporte puntano. Un claro ejemplo de esto es el Gran Maestro (GM) Gilberto Hernández Guerrero (44), director de la Escuela de Talentos de la Universidad de La Punta (ULP), quien se convirtió recientemente en el mejor ajedrecista mexicano.

Nacido en la ciudad de Ébano, en San Luis Potosí, Gilberto tuvo su primer contacto con el ajedrez a los cinco años. En 1982, se consagraría Campeón Provincial y, dos años más tarde, alcanzaría el título de Maestro Nacional. Con 16 años, consiguió el título de Maestro FIDE y, a los 20, el de Maestro Internacional. Aunque cinco años después llegaría su conquista más importante: el título de Gran Maestro.

En 2014, el ajedrecista mexicano sigue demostrando que el talento no se pierde. Después de casi un año sin actividad profesional, tuvo un gran desempeño en las Olimpíadas de Ajedrez Tromsø, en Noruega, donde logró 7.5 puntos sobre 10 posibles. Esto lo llevó a posicionarse como el mejor de su país.

En la siguiente nota, conocé la historia del ajedrecista que obtuvo más de 40 torneos internacionales, en más de 35 países, y que hoy trabaja incansablemente en la casa de estudios en la formación de jóvenes puntanos que se destacan en el juego ciencia.

¿Cómo recibiste la noticia de ser el nuevo Nº 1 de México?

– Me puse muy feliz. Hacía 10 años que no lograba ubicarme en lo más alto de mi país. La primera vez que conseguí este puesto fue en 1992, a los 22 años, ubicación que mantuve durante 12 años. Ser el número uno me motiva a seguir participando en otras competencias y aumentar los puntos del ranking, para distanciarme del resto de los competidores.

– ¿Qué significa el ajedrez en tu vida?

– Mis emociones más fuertes han sido por el ajedrez. La adrenalina de jugar una partida sólo la siento con este deporte. Si volviera a nacer, elegiría ser ajedrecista. Ha sido una vida llena de satisfacciones.

Uno refleja la personalidad en el tablero. A mí me gusta tener todo controlado y no darle posibilidades de contrajuego al rival. En la vida soy así: bastante calculador, con cierto orden y bien coordinado; soy más analítico y no me gusta dejar cosas al azar. Te das cuenta cómo es una persona cuando lo ves jugar ajedrez.

¿Cómo es tu trabajo como formador de talentos en la ULP?

– La docencia me apasiona, es algo muy bonito. Ver a los chicos desarrollarse es muy enriquecedor. Es importante saber enseñar y que los chicos te entiendan. Además, cuando tienes alumnos de buen nivel, uno también aprende. La docencia es aprender para poder enseñar.

Los chicos han llegado a muy buen nivel. Sin duda, aparecerán nuevas generaciones que mirarán a los que ya compiten a nivel nacional e internacional, como Guadalupe Besso, Gilberto Hernández Amura, Pablo Acosta, entre otros.

Siempre digo que en la Escuela de Talentos más que ajedrecistas formamos buenos seres humanos.

– ¿Qué consejo le darías a los ajedrecistas de San Luis que apuntan a lo más alto?

– La única clave para llegar a ser Gran Maestro y poder competir a nivel internacional es el esfuerzo personal. La capacidad de trabajo es tan importante como el talento. Además, entrenar con grandes maestros es muy importante.

– ¿Resulta importante el apoyo del Gobierno provincial a esta política?

– Sin dudas. Es otro aspecto fundamental para el crecimiento de los ajedrecistas. San Luis tiene muchas iniciativas de apoyo, entre ellas, el ajedrez. Lo que se vive acá casi no se percibe en otros países. El apoyo a los ajedrecistas puntanos en certámenes nacionales e internacionales, es algo que sólo se ve en países del primer mundo.

 

Informes: ciu@ulp.edu.ar – Tel: 4452000 (interno 6089)

 

Nota y foto: Prensa Ulp.