La presencia merlina se vio reflejada en varios stands que ya son habituales del evento. Diferentes productos artesanales fueron expuestos en el Parque Recreativo Barranca Colorada de la localidad turística.

Marta Greatti, repostera con once años de participación continua en La Fiesta de la Dulzura

Marta Greatti, repostera con once años de participación continua en La Fiesta de la Dulzura

La Fiesta de la Dulzura se realiza todos los años en la Villa de Merlo para que productores del lugar y zonas aledañas expongan sus creaciones artesanales.

Es el caso de Marta Greatti, quien participa hace 11 años consecutivos deleitando con sus tortas y pasteles caseros. Empezó a cocinar en 1982, estudió en la Escuela de Gastronomía y trabajó dando clases hasta montar su propio negocio.

“Hace 12 años que estoy en Merlo y he participado en la Fiesta de la Dulzura porque representa muchas cosas que nos importan como merlinos, e incluso como seres humanos: los sabores, el encuentro y las tradiciones, que van pasando de generación en generación”, comentó Marta.

Además, destacó que “esta edición demostró el gran trabajo realizado por la organización, no recuerdo haber vivido una fiesta que haya sido tan convocante como esta última”.

Mariano Ayflo, productor de alfajores artesanales

Mariano Ayflo, productor de alfajores artesanales

Entre las carpas montadas en el Parque Recreativo Barranca Colorada se encontraba la de Mariano Ayflo, con sus alfajores. El productor comenzó con un emprendimiento artesanal y con el tiempo sus productos se hicieron conocidos en todo el Valle del Conlara.

“Hace 12 años participo de la Fiesta de la Dulzura como expositor. La fiesta sirve para difundir ampliamente el trabajo de todos los que nos desempeñamos en el rubro gastronómico, y para que se conozca nuestra ciudad en todo el país gracias a los productos’’, opinó Mariano.

Asimismo, Mariano remarcó que, durante las cuatro jornadas, las ventas fueron muy buenas y nuevamente confirmó la aceptación que sus alfajores tienen entre vecinos y turistas.

La Fiesta Nacional de la Dulzura tiene entre sus objetivos ayudar a posicionar los productos locales y regionales.