Con un estadio colmado,  el gobernador de la Provincia, CPN Claudio Poggi, presentó en el Ave Fénix la  cuarta edición del programa Nuevas Empresas de Jóvenes Sanluiseños. Cinco mil grupos de diferentes puntos de la provincia se inscribieron para emprender sus proyectos de vida.

Diez mil jóvenes comenzaron a transitar el sueño de la empresa propia

Diez mil jóvenes comenzaron a transitar el sueño de la empresa propia

El frío se hizo sentir en la mañana de Juana Koslay, pero allí estaban, firmes y cumpliendo con el primer paso,  los 10.000 jóvenes que comenzaron a transitar el sueño de tener su empresa propia. Una gran fila de jóvenes recorría la entrada y la salida del estadio, algunos adentro, ya acomodados en las sillas, esperaban la llegada del primer mandatario.

Entre ellos estaba Gabriela que se anotó en el programa Nuevas Empresas de Jóvenes Sanluiseños con una amiga para abrir una panificadora. “Es una iniciativa que nos da el Gobierno y la quisimos aprovechar, proyectamos tener nuestro local, expandirnos y abrir más sucursales”, dijo esperanzada.

En el caso de Ariel, fue el empuje que necesitaba, según comentó. El joven se inscribió con un compañero de trabajo para independizarse y seguir haciendo lo que los apasiona: los medios audiovisuales . Además, Ariel expresó: “Queremos abarcar más sectores del mercado en la ciudad de San Luis y en el interior de la provincia”.

A Celeste la motivó su futura socia y amiga.  Celeste es costurera y planea armar su taller.

Impulsada por cumplir el sueño de realizar lo que más ama, Julieta, de Villa Mercedes, declaró que desea inaugurar un laboratorio de análisis de suelo y agua. Ella es analista química, la segunda socia es ingeniera en alimentos y la tercera es contadora pública. “Cada una cumplirá su rol”, señaló Julieta.

Desde Merlo llegó Martín Nuñez, con la meta de iniciar en su localidad con un negocio que comercialice indumentaria de trabajo.“La idea surgió porque pensamos que era una parte del mercado que no estaba explotada en Merlo, y consideramos que era rentable llevarlo adelante”, comentó Martín.

Con su hijo en brazos, Noelia relató que ansía tener un emprendimiento para fabricar ropa de niños de 0 a 3 años junto a su hermana. Ambas son mamás solteras y esperan poder ofrecerle un buen pasar a sus hijos.

En el fondo del estadio se encontraba Roberto, profesor de Educación Física: “Con un colega queremos presentar un proyecto de evaluación y preparación física”. El joven explicó que su empresa, en base a la condición en la que está el paciente, diseñará un entrenamiento para mejorar la calidad de vida.

Sandra y su marido, oriundos de Quines, revelaron que fue una oportunidad para salir adelante. El matrimonio emprenderá un criadero de conejos. “Ofreceremos este servicio a la comunidad de Quines, ya que no hay en la zona”.

Miles de jóvenes comienzan a proyectar, algunos a consolidar las empresas que ya tienen, otros a independizarse y soñar en un buen futuro para ellos y su familia.

El gobernador los alentó a sumarse al desafío y “no bajar  nunca los brazos” para convertirse en empresarios que “transformen la realidad y generen trabajo”.

Nota: Cinthia Agüero Patafio

Fotos: Gonzalo Nievas

Video: Juan Moyano

Edición: Esteban Castro