El primer mandatario, CPN Claudio Poggi participó del emotivo reconocimiento, donde entre canciones y anécdotas, el artista popular, homenajeado en la Casa de la Música de Villa Mercedes, fue entrevistado por Nino Romero. 

Juanón Lucero, distinguido embajador de la cultura sanluiseña

Juanón Lucero, distinguido embajador de la cultura sanluiseña

En la noche del jueves, la fábrica de sueños villamercedina, se vistó de gala para agasajar a Juan José Lucero, mejor conocido como Juanón, alma y corazón del pueblo, según lo presentó su amigo Nino Romero, ante el gobernador Claudio Poggi, el intendente de Villa Mercedes, Mario Raúl Merlo, ministros, funcionarios y público de todas las edades.

“Lo que tiene San Luis, no lo tiene ningún set nacional”, dijo el folclorista en referencia a la Casa de la Música, reconocida además por otros artistas debido a su calidad internacional. Allí, con el sello Calle Angosta Discos, Juanón grabó su álbum 20 que contiene 12 temas entre chacareras, valses, zambas, y un recitado, titulado “Viva San Luis carajo” que interpretó al final. Pero la canción más emotiva del evento fue su clásico “Caña doble”. Mientras la entonaba, el sombrero, más de jazz que gauchesco, no podía tapar el brillo que titilaba en sus ojos. Y cuando su hija subió al escenario con flores para él, las mismas chispas bailaron en el delgado rostro del homenajeado.

Juanón Lucero presentó su vigésimo disco titulado "Versos de amor"

Juanón Lucero presentó su vigésimo disco titulado “Versos de amor”

Durante la entrevista, Juanón recordó que comenzó a guitarrear gracias a dos de sus seis hermanos quienes aprendieron de un tío no vidente. En los comienzos tocaba cumbia y actualmente hace más de 30 años que viaja por el país con el folclore. “Siempre vuelvo a San Luis”, expresó.

También revivió que cuando despidieron a su padre de la ex cerámica San José, Juanón con sus hermanos repartían diarios o lustraban zapatos. “Ensuciábamos las medias, hasta que aprendimos”, dijo con risa.

Entre las varias anécdotas que compartió el artista destacaron: el gesto de Argentino Luna quien le prestó una piecita para dormir cuando el puntano se presentó en Buenos Aires, el negro Ferreira que comenzó como guitarrista con él, unos excombatientes de Malvinas que le regalaron sus condecoraciones, y el récord de cinco shows en una noche.

Acerca de su estado de salud, el cantante expresó optimista: “hemos perdido peso, pero no la voz.”

Luego de entregarle una distinción- la primera que recibe un artista de Calle Angosta- el gobernador le dijo: “Sos un símbolo de la puntanidad. Esto es un homenaje por todo lo que has hecho y lo que vas a seguir haciendo.”

Nota: Matías Gómez