El Ministerio de Medio Ambiente avanza en un proyecto que busca mejorar la calidad de vida de la comunidad Huarpe que vive en Guanacache, a través de la recuperación del suelo y el combate de la desertificación. El Gobierno de la Provincia destinará a esta acción una inversión de $463.560.

“Las acciones estarán dirigidas a la recuperación de áreas que suelen inundarse con las primeras lluvias estivales, de tal manera que beneficie el desarrollo de las pasturas de las ciénagas y bañados. Así se logrará que el ganado vuelva a su ciclo de trashumancia original, disminuyendo la carga ganadera a los bosques nativos, permitiendo así que se recuperen y enriquezcan”, detalló el jefe de Programa Biodiversidad, Jorge Heider, luego de la reunión mantenida con la jefa del Área Culturas Originarias, Pascuala Carrizo Guaquinchay, y el cacique de la comunidad Huarpe de Guanacache,  Miguel Calderón.

“Antes de comenzar con las obras se realizarán estudios topográficos, hidrológicos y ecológicos, que permitirán ajustar técnicamente cada intervención, con acciones realizadas desde, con y para la comunidad, sumando a esto el acompañamiento del Estado, el mantenimiento y seguimiento a futuro”, destacó la ministra, Daiana Hissa.

El Gobierno de la Provincia destinará a esta acción una inversión de $463.560.

El Gobierno de la Provincia destinará a esta acción una inversión de $463.560.

Estas obras se suman a las de importancia histórica que se inauguraron en marzo pasado, los azudes que permiten la restauración de los Humedales de Guanacache, Desaguadero y El Bebedero. Este trabajo que, ya muestra sus frutos en la recomposición de los Humedales de Guanacache, contó con una inversión de $39.943.304, sin embargo los beneficios son tan amplios que no tienen precio.

“La desertificación es uno de los males más difíciles de combatir y que producen daño más permanentes en nuestros ecosistemas. Es un aliado del cambio climático y por esto es fundamental combatirlo. En San Luis, donde tenemos gran parte de suelo árido, esto se vuelve una necesidad y trabajamos para satisfacerla”, resumió la ministra Hissa.

Reconocimiento nacional

El Senado de la Nación Argentina destacó en una declaración a la Provincia de San Luis por la recuperación de los Humedales de Guanacache.

En una carta dirigida al gobernador, CPN Claudio Poggi, la Cámara Alta de la Nación distinguió los alcances de la construcción de los azudes que realizó la Provincia sobre el río Desaguadero. El documento destaca la: “recuperación de los Humedales de Guanacache, fruto de los convenios preexistentes (…) que permitieron la realización de la obra en el río Desaguadero permitiendo la recuperación de 2 mil hectáreas desertificadas de nuestro país; por recomponer el ecosistema regenerando lagunas, bañados y los humedales preexistentes, todo lo cual hace a la creación de oportunidades laborales y la mejora del medioambiente que repercute directamente en el fortalecimiento de la vida”

“Esta obra es fundamental para San Luis, las provincias vecinas y la región, y creemos que es muy importante que la Nación destaque estas acciones que colaboran con la preservación del medioambiente del país. Esta batalla que le ganamos a la desertificación no reconoce las fronteras geográficas y es un bien para todos los argentinos al detener la desertificación y regenerar ecosistemas que ya se consideraban perdidos”, señaló la ministra de Medio Ambiente y vicepresidenta del CoFeMa, Daiana Hissa.

Día Mundial de la Lucha contra la Desertificación

En 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía para fomentar la conciencia, a la vez que puso en marcha la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD) en países afectados por graves sequías, por desertificación, o por ambas, en particular en África. El objetivo de este año, propuesto por Naciones Unidas, es concienciar sobre el potencial de la adaptación basada en los ecosistemas, como estrategia para hacer frente a los efectos del cambio climático.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía

Aproximadamente 1500 millones de personas en todo el mundo viven en tierras que están en proceso de degradación y casi la mitad de los habitantes más pobres del planeta (un 42%) sobreviven en zonas ya degradadas. La degradación de las tierras convierte a estos lugares en los más inseguros del mundo. En algunos casos, esta inseguridad puede llegar a desestabilizar regiones enteras y los efectos del sufrimiento de estos seres humanos repercuten en todo el mundo.

Se estima que en 2020 unos 60 millones de personas emigrarán desde las zonas desertificadas del África subsahariana hacia África del Norte y Europa.

 

Nota y fotos: Paula Kraliczek, Prensa -Ministerio de Medio Ambiente-.