Con la mente puesta en lo que será el cierre del fructífero semestre cuando se mida mañana con River por la Superfinal, desde las 21:10 en San Luis, el “Patón” Bauza  planea no guardarse nada. Aunque todavía no está confirmado, Romagnoli se perfila para reemplazar al desgarrado Piatti.

San Lorenzo entrenó ayer en el estadio de Estancia Grande a pesar de las baja temperatura.

San Lorenzo entrenó ayer en el estadio de Estancia Grande a pesar de la baja temperatura.

Cuando la mayoría de los elencos de la Primera ya disfrutan de sus vacaciones, hay dos planteles que todavía no pueden imitarlos. Se trata de San Lorenzo y River, quienes aún tienen un compromiso por delante como consecuencia de haber sido los últimos dos campeones del fútbol argentino y por ello se medirán mañana desde las 21:10 en el Juan Gilberto Funes de San Luis.

Mientras en Núñez se derrocha algarabía gracias a la reciente consagración tras seis años de espera, en Boedo esperan dar por concluido el semestre lo antes posible. Esto no se debe a que el mismo haya sido malo y se busque dejarlo en el pasado. Todo lo contrario. El ‘Ciclón’ afrontó una mitad de año a puro ritmo, en la que logró meterse en las semifinales de la Copa Libertadores; pero con un importante “trajín” que ya comenzó a pasarles factura a varios jugadores (29 partidos en 101 días).

Más allá de esto, y de que del compromiso de mañana no otorgue un título, el “Cuervo” tiene un gran doble  incentivo por delante que es asegurarse su boleto a la Copa Sudamericana y ser finalista de la Supercopa Argentina (el otro será el ganador de la Copa Argentina). Precisamente por esto es que el ‘Patón’ tiene en mente no guardarse nada y poner en cancha lo mejor que tiene disponible.

Claro que no podrá elegir entre todos sus hombres y la principal ausencia pasará por Ignacio Piatti, el hombre de los goles importantes, que sufrió un desgarro en el aductor derecho y no pudo completar el último encuentro ante Vélez (fue reemplazado en el entretiempo). La intención del DT es que su reemplazante sea Leandro Romagnoli, que estuvo ausente ante el ‘Fortín’.

De llegar en condiciones (el técnico ya avisó que si se siente bien será titular), podría ser la despedida del “Pipi” con la camiseta “Azulgrana”. Esto se debe a que el “10” firmó un precontrato con el Bahía de Brasil y en la Comisión Directiva no arriesgarían a ninguna negociación teniendo en cuenta que fue expulsado en el duelo de vuelta ante Cruzeiro y podrían darle al menos dos fechas de castigo desde la CONMEBOL.

Así las cosas, la probable alineación sería con: Sebastián Torrico; Julio Buffarini, Fabricio Fontanini, Santiago Gentiletti, Emmanuel Mas; Héctor Villalba, Juan Mercier, Néstor Ortigoza; Leandro Romagnoli; Ángel Correa y Mauro Matos.

Fuente y foto: Playfútbol.